• Regístrate
Estás leyendo: Ratificar el liderato
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 17:39 Hoy

Reseña

Ratificar el liderato

Juan Gómez Junco

Publicidad
Publicidad

El lugar uno de Santos lo compromete. Es riesgo, admiración, se le felicita y se le va a exigir más. Todos pretenderán derrocarlo de tan complicado sitio. Esta noche, el Puebla es uno de ellos. Los laguneros ya le avisaron al país que su presencia y actuaciones están por encima de los consentidos. Los que siempre quieren ver en los lugares privilegiados a los que están a su alcance geográfico, o cerca de su corazón, se pierden en la llanura de la tabla general.

Las posiciones no se fabrican con vanos suspiros. Ser el #1 es riesgo, no por los paradigmas falsos creados alrededor de tal número, sino porque mantenerse ahí no es fácil. Es compromiso porque si se ha sido capaz de llegar, sostenerse es más complicado. Es virtud porque no cualquiera lo platica. Es ejemplo aunque a algunos les da por sacarle la vuelta. Es aplauso, y Santos se lo merece, a pesar de que otros añoran todo.

Puede ser mucho pedir pero la ilusión que ya ha generado el Santos encierra alta expectativa que puede manejarse con madurez y buen futbol, como hasta ahora lo han mostrado. Tener “camote de postre”, esta noche, no es muy dulce pero agrada al apetito. Es un eslabón más de la cadena de exigencias que cualquier líder general tiene a estas alturas del torneo. Santos puede, con o sin su goleador destacado.

El compromiso está latente y en riesgo. Ratificar el liderato general es ya una exigencia mayor porque la sorpresa de ver al Santos como el mejor, habiendo fortificado su posición, da señales claras de que es capaz de eso, y más.

La consolidación la trae el equipo en su interior pues su buen actuar le ha favorecido para permanecer en el liderato que esta noche debe ratificar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.