• Regístrate
Estás leyendo: Los “Tuzos” suelen esconderse
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 10:20 Hoy

Reseña

Los “Tuzos” suelen esconderse

Juan Gómez Junco

Publicidad
Publicidad

El momento presente del Pachuca es diferente a lo que realmente su conducta nos ha brindado durante el torneo. La tirilla de ganar, empatar o perder es la siguiente: 0 1 3 0 0 3 3 1 3 0 0 1 0 3. A nadie asusta ni convence. Sólo que golear en Puebla 6 a 2, es suficiente adrenalina para varias cositas. Está en zona de calificación cuando antes, ocupaba puestos de ignominia. Su confianza reciente es la adrenalina nueva que lo puede impulsar a mejores eventos.

Los “Tuzos” suelen esconderse para hacer daño. No es en vano su guarida. Al actual octavo lugar no le importa mucho lo que el segundo pretenda realizar. La distancia en puntos es suficiente mensaje para ver lo inalcanzable. Pero, por lo pronto, eso no le interesa a los Tuzos. Ellos pretenderán calificar como sea, sobre todo ahora que ya se subieron al “segundo carrito” de los agraciados.

Solidificar el segundo lugar no es simple; todos pretenden ganarle al que le ha ido bien en este baile. Todavía no vemos el juego; hay quien prefiere un empate para no embarrar más mayonesa en el pan. La fórmula para enfrentar a un equipo más desordenado que ordenado, como es Pachuca, suele complicarse porque las bondades que ellos encontraron en Puebla la semana pasada, le van a servir de nueva adrenalina. No cualquiera gana 6 a 2 de visita. ¿Se imagina usted su momento?

Es en este trance, donde el “Tuzo” está escondido, preparado para atacar otra vez, y ahora más porque poder calificar ya forma parte de su vocabulario. Antes ni ellos creían en sus capacidades. Hoy se coquetean con los éxitos, sólo por su 6 a 2 a favor “en la carretera”. He aquí lo peligroso para los laguneros.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.