• Regístrate
Estás leyendo: La “región glútea” del balón
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 17:43 Hoy

La “región glútea” del balón

Publicidad
Publicidad

Una puntita de la región glútea del balón no entró el sábado en la portería de Tijuana, y con eso bastó para no dar por válido el supuesto gol. La discusión se puede concentrar en tal jugada, es sano hacerlo, pero más conveniente es tratar de profundizar si lo que intenta ejecutar el Santos, especialmente en sus salidas con balón dominado, es la mejor receta para asustar al rival. Los esfuerzos conmovedores se apuntan y se aplauden pero antes es conveniente reanimar la idea.

Si de suyo el futbol es imperfecto, el Santos de ahora se compromete a ofrecerlo complicado; como que le agrada hacerlo más errático, le ayuda a la imperfección, la atrae, la convoca a que se luzca. Antier en la noche, se esmeraron de más por invitar a los errores en la entrega de balón. Tijuana no les anotó de milagro, los perdonó como teniendo piedad de que al menos los laguneros pretenden ser pulcros y aseados en su elaboración.

Le podemos echar la culpa a la región glútea del balón porque no se atrevió a penetrar la portería de los fronterizos. Con eso bastaría para entender un empate que tuvo tintes dramáticos porque además la fortuna se escondió, no se hizo presente. La casa hizo algo más que la visita, y con eso (poco pero al menos algo) nos pudiéramos quedar tranquilos.

Como apunte curioso, en el partido Querétaro contra Veracruz, la televisora “Imagen Televisión” se atrevió a poner al lado de la pantalla, el tiempo efectivo del juego, con la abreviación TEJ. De los 90 minutos, se jugaron 49:52. Tanta pérdida de tiempo ya lo sabíamos, pero ahora alguien reta la idea. Entre el VAR y detener el reloj cuando la pelota no está en juego, son dos cositas que le hacen falta al anacrónico reglamento del futbol. Es otra forma de verle la graciosa región glútea al balón.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.