• Regístrate
Estás leyendo: La fiesta de la humanidad multicolor
Comparte esta noticia
Jueves , 22.11.2018 / 05:47 Hoy

Reseña

La fiesta de la humanidad multicolor

Juan Gómez Junco

Publicidad
Publicidad

La fiesta del mundial está adentro y afuera de la cancha. Los enigmas de cada país participante abren veredas no conocidas. Los miedos de unos son las alegrías de otros. Es precario lo que unos llevan, Méjico por ejemplo. Otros acuden con más entusiasmo que futbol, sólo con presencia a sabiendas que sus verdaderas opciones son nulas o frágiles.


Cada quien llega de lugares distintos donde el juego podrá importar pero es más distinguida su historia, penurias y percances porque los éxitos se han compartido igual que las caídas. Lo escaso de futbol de ciertos participantes podrá incomodar a los impacientes porque el escenario del evento es sagrado cuando cada cuatro años se ofrece. 

Los bríos de unos no son suficientes; no alcanzan. 

Lo rústico de otros, enferma a las emociones.


Los que idolatran el certamen, depositan en él todas sus angustias y felicidades. A los altares le hacen falta nombres nuevos para venerar la cultura de esta gran celebración. Semejante a las antiguas tribus, las nuevas pandillas buscan lo maravilloso en un Mundial. Es la fiesta de la humanidad multicolor que se congrega, todos provenientes de infinidad de rincones del planeta tierra. Esto es lo maravilloso del Mundial. Junta gente de todos lados, y no sólo para ver que una pelota entre a un agujero.


Eso es lo de menos. Lo trascendente es convivir con quienes nada en común se tiene, aparentemente. 


Se tiene en común la dicha de ser pobladores del mismo planeta. Aprender y alegrarnos de lo sucedido cada cuatro años en el país que haya sido, es suprema obligación. La tristeza no tiene cabida en un Mundial aunque no todo es ambiguo e intrascendente. Los méritos endebles se enaltecen, la presencia de tantos enriquece al género humano.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.