• Regístrate
Estás leyendo: Acostumbrados a lo muy bueno
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 00:58 Hoy

Acostumbrados a lo muy bueno

Publicidad
Publicidad

Los cinco campeonatos del Santos con sus ricas historias fueron la causa de apreciar lo agradable para luego acostumbrarnos a lo muy bueno. La Laguna tiene esa cultura imborrable. En los dos juegos del actual torneo ya se aprecia algo positivo que deben terminar con la calificación. Pero mientras, este domingo se avecina un juego complicado porque Morelia se ha transfigurado y se presenta como enigmático e incómodo rival.

El plantel santista se va acomodando. El triunfo en Zacatecas, cuenta, y debe contar más de lo previsto e imaginable porque la intención debe ser tener un espíritu de equipo para que la suma de las individualidades produzcan un gran fruto mayor. Morelia es el sinodal no mediático pero sí futbolístico para “calar” a los albiverdes que deben estar más dispuestos a todo.

¿Morelia con qué cuenta? Parece que todavía trae arrastrando la bendita salvación que le tocó vivir hace 8 meses. No existe otra explicación contundente que supere semejante supuesto. El estado de gracia que acompaña a los michoacanos se lo pueden arrebatar pasado mañana, y en su propia cara. He aquí la bondad (que se puede convertir en maldad) del juego. Los aciertos llegados del cielo, tienen fecha de caducidad.

Santos está empezando el actual torneo sin reembolso, lo cual es gratificante siempre y cuando el buen futbol siga apareciendo. La afición deberá jugar otra papel, el suyo; no desesperarse a primeras instancias, dejando que fluyan las capacidades de los suyos para que sean ellos los responsables directos de la victoria, la cual ante esta visita, se ha complicado recientemente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.