• Regístrate
Estás leyendo: Independiente, Abayubá Duché
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 14:20 Hoy

Paisajes de la memoria

Independiente, Abayubá Duché

Juan Gerardo Sampedro

Publicidad
Publicidad

No deja de ser curioso que en el registro periodístico que tengo, aparezcan diálogos con algunos de los aspirantes a candidaturas independientes luego que el IFE abrió esta modalidad. Primero percibí como algo notable la posibilidad de que si alguien tiene aspiraciones políticas y no milite en partido alguno, tenga entonces la posibilidad de contender por un cargo de elección popular.

¿Qué tan verdaderamente independiente puede ser un candidato a ocupar el puesto que sea? Eso se lo pregunté a Abayubá Duché (Puebla, 1991) egresado de la Licenciatura en Comunicación por la Universidad Autónoma de Puebla y maestro en una categoría llamada Gobierno y Gestión Pública que realizó no hace mucho en España. “¿Quieres aspirar a una candidatura para ocupar una curul como diputado federal por el distrito 12 con cabecera en Puebla?”. Me acordé que los tiempos han cambiado y que aquella sentencia de Fidel Velázquez de “el que se mueve no sale en la foto” ahora es casi inoperante. Hoy es al revés pero tampoco tanto, las cosas llegan a veces sin buscarlas dependiendo de lo que nosotros conocíamos como las coyunturas. En otras palabras, las condiciones dadas.

Abayubá Duché me explica que desde hace siete meses concibió la idea de participar (cual debe de ser, sin ningún parido cerca de él) como candidato independiente: mantiene la plena confianza de reunir las 6600 firmas que le pide el IFE para aparecer en la boleta de candidatos a la diputación federal por Puebla. La tarea no es sencilla, el tiempo se acorta y los plazos se vencen.

Estrategia: mercados, céntricas calles y universidades. Cafés, restaurantes, etcétera.

Experimentado en la docencia, muy a pesar de su juventud, Abayubá Duché ha sido docente y ha laborado en el campo de la comunicación.

En síntesis, él y su equipo (todos ellos no sobrepasan los 30 años) se encuentran abocados en un solo objetivo: obtener del IFE la candidatura independiente.

El asunto es que debe seguir mostrando en las redes que está en proceso de formar una imagen para los demás, que lo conozcan, que dialogue como sabe hacerlo.

Algo a su favor: él proviene solo del principio, no tiene padrinos en los círculos del poder, no tiene tíos que le den el espaldarazo. No carga con ese discurso de “quiero servir a mi estado”, “quiero trabajar por los que menos tienen”. A él --lo ha explicado-- le preocupa el futuro de los mexicanos.

“¿Adicción al poder?”, le pregunto. “Ninguna, ni siquiera me he planteado tomar esto como un trampolín y continuar una carrera que me lleve de un lado a otro”, dice acomodándose la gorra azul con la que se protege de sol del mediodía.

“Suerte”, le respondo. La va a necesitar.

jgsampe@me.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.