• Regístrate
Estás leyendo: Por una sociedad de obras únicas unidas con el CIEL-León
Comparte esta noticia

Los que están mirando

Por una sociedad de obras únicas unidas con el CIEL-León

Juan Carlos Porras

Publicidad
Publicidad

La llegada de una institución que apela a documentar, preservar y difundir lo escrito por nuestros poetas y narradores es magnífica noticia para el inclemente ecosistema literario en la región.

Bajo el amparo de la Agencia Especial del Espíritu, quiero decir, la Literatura; el Centro de Investigación y Estudios literarios de León, CIEL-LEÓN busca emprender una valiosa campaña en pro de la poesía y la narrativa a través de sus creadores así como desde sus archivos y fondos bibliográficos que le permitan revisar y entender el sistema de valores sobre los cuales gira el quehacer literario de la ciudad donde termina el Bajío y comienzan los Altos.

Para ello, habrá de incentivar a los interesados —autores, investigadores y público en general— a discutir sobre la teoría y la práctica literaria a través de charlas, ciclos de conferencias, conversatorios, encuentros, círculos de lectura, sin perder de vista las publicaciones y aplicaciones en las nuevas plataformas de las TIC’s.

Además de la inclusión histórica y de la cultura —que desea divulgar el nuevo centro— busca incidir en los estudios de lo que somos y lo que hacemos en León. O dicho de otra manera: el CIEL-LEÓN quiere consolidar el sentido de identidad y pertenencia en nuestra geografía y con ello corresponder al devenir literario al ser una voz sólida y consistente que permita no sólo alguna interpretación nueva de lo leído sino ampliar nuestro conocimiento para depurar nuestra sensibilidad.

Prueba de lo anterior ha sido la colaboración que ha tenido, desde Grupo Ochocientos, con algunas casas culturales públicas y privadas así como instituciones varias para ser parte de los Jurados de los concursos: “Te cuento con honestidad” de la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas; Ensayo “Orgullo, unidad y fortaleza de México” y “Calaveritas literarias” de Banco del Bajío; “Estatal de Ensayo” del Conalep, entre otros.

Destacaría además los sendos ciclos de cine: “Día Nacional del Cine Mexicano” y “El western y la Revolución mexicana”, ambos en el Cine-club de la Casa de la Cultura “Diego Rivera”, junto con el Circuito cultural popular del promotor de cine Mario Palacios quien por medio de “la pantalla y la palabra” proyectó el filme “Mina. Viento de libertad” (1977) en el Patio cívico de la Presidencia Municipal.

Todo lo anterior sólo con el afán de contribuir a la formación de públicos en el Séptimo arte desde el cineclubismo teniendo como plataforma el ensayo literario e histórico.

También la reciente conferencia magistral sobre “La Trapa. Sociedad artística y literaria”, marcó un hito en la Biblioteca Central “Wigberto Jiménez Moreno” pues por vez primera se tuvo un marco propicio para reflexionar sobre la literatura de la región a través de un ciclo de literatura leonesa.

Allí, a partir de la obra literaria de José Ruiz Miranda poeta del Barrio de Arriba, se analizó su figura y quehacer poético del vate señalado para recalar en cómo “(…) Bajo el pulimento de la expresión literaria el poeta ajusta pensares y sentires”, pues, “su obra poética es un canto al amor más puro y [como voz] es una luz orientadora dentro de su creso religioso…”.

Como se verá el CIEL-LEÓN no es una entidad de arbitraje literario como tampoco una donde se dicte el cómo debe ocurrir el quehacer y acontecimiento literario porque una literatura no se define por un quimérico, inasible carácter. Es una sociedad de obras únicas unidas por relaciones de oposición y afinidad (Octavio Paz dixit).

Así pues el Centro es una institución de acompañamiento donde la literatura sí cuenta.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.