• Regístrate
Estás leyendo: Monopsonio del voto
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 16:44 Hoy

Dato duro

Monopsonio del voto

Juan Carlos López Aceves

Publicidad
Publicidad

Traducidos al español cotidiano, los resultados de las encuestas señalan que la carrera presidencial la dominó de cabo a rabo Andrés Manuel López Obrador. Ni los debates, ni la campaña del miedo, ni la renuncia de Margarita minaron el fuelle del candidato de Morena.

Comenta un amigo, que Andrés Manuel parece arribar a la meta bien hidratado y sin calambres. Parece atleta de alto rendimiento. Cierto, muchos apostaron que después de 12 años de entrenamiento, su músculo político quedaría fatigado y a la primera de cambios se desfondaría. Pero no fue así.

Si fragmentamos la carrera presidencial y revisamos los porcentajes de las encuestas, podemos decir que la competencia no fue competencia. Me apoyaré en el “poll of poll”, elaborado porel Oráculos de Javier Márquez, a partir de los estudios demoscópicos,de las firmas de mayor prestigio en México.

A mediados de diciembre de 2017, al inicio de las precampañas, López Obrador promediaba 38.4% en la preferencia electoral efectiva. Anaya cosechaba el 25% y Meade el 23.4%. La distancia entre el puntero y el segundo lugar era de 13.4 puntos. A mediados de febrero de 2018, al terminar las precampañas, Andrés Manuel obtiene el 38.6%, Ricardo el 30% y José Antonio 23.6%.

Durante el periodo de intercampañas algo sucede, porque a finales de marzo, al arrancar la campaña presidencial, López Obrador cosecha el 45.6%, Anaya el 27% y Meade el 19.3%, ampliando nuevamente su ventaja.

Las encuestas de finales de abril, después del primer debate, colocan al puntero con el 44.8%, al candidato del PAN 29.6% y el del PRI mantiene el tercer lugar, con el 18.6%. Ni la renuncia de Margarita Zavala, a mediados de mayo, le hace cosquillas al candidato de Morena.

Viene el segundo debate y nariz-bola-pilón: las encuestas de finales de mayo le otorgan el 50.5% de las preferencias, un 25.7% va para el molino de Anaya y el 19.7% para el de Meade. El puntero abre la brecha a 24.8 puntos, con todo y la estrategia del miedo que lo ataca en las redes sociales y llamadas telefónicas.

Finalmente, Andrés Manuel llega al tercer debate con el 48.4% de la preferencia efectiva, Ricardo con el 27.6% y José Antonio promedia el 21.2%. Recuerde que en junio de 2012, Peña Nieto tenía el 38.4% y Andrés Manuel el 25.4%. El derby lo gana Enrique con el 38.2% de la votación y AMLO obtiene el 31.5%.

Resta decidir la suerte del Congreso de la Unión. Mantener el oligopolio político compete al monopsonio del voto que tienen los ciudadanos. Somos los únicos compradores en el mercado del poder.

Gane quien gane, será porque los ciudadanos tenemos el fiel de la balanza.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.