• Regístrate
Estás leyendo: Continuidad vs. cambio
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 02:24 Hoy

Dato duro

Continuidad vs. cambio

Juan Carlos López Aceves

Publicidad
Publicidad

Las fotografías de las diferentes encuestas de marzo señalan que la escudería Morena con AMLO al volante inició la campaña presidencial en la pole position, tras hacer el mejor tiempo en la etapa de precampaña. En la segunda posición, arranca la escudería del PAN, luego de que Anaya perdiera algunos segundos, zigzagueando debido a fallas en los alerones. Viene PRI, con Meade batallando con la caja de velocidades. Y en la cuarta posición sale Margarita, estrenando un motor independiente pero con escaso patrocinio.

Restan 86 vueltas de un circuito con chicanas y curvas peligrosas, que exigirán pericia en el volante y un trabajo de equipo impecable, para que la entrada a los pits, en el recargue de combustible y cambio de neumáticos, no genere ventaja a los adversarios. El binomio escudería-piloto será determinante para el resultado final de la competencia, que termina el miércoles 27 de junio. Ya sabemos cuál será la narrativa de la crónica del evento y de las porras en las gradas. Por un lado, los aficionados decepcionados y molestos con el campeón actual y su escudería, sobre todo con su principal patrocinador. Así lo reflejan las encuestas previas. Y así queda de manifiesto en la publicidad oficial, al decir que los aficionados están viendo de cabeza los buenos resultados.

De los cuatro pilotos corriendo la Nascar 2018, tres representan el cambio y solo uno la continuidad. La tercia de escuderías contendientes al título pelearán por el mismo segmento de aficionados, que piden un nuevo ganador dando la vuelta al circuito con la checker flag. ¿Qué tipo de cambio quieren estos aficionados en la conducción del volante?

El puntero ofrece solvencia moral y experiencia. El segundo lugar, un cambio de modelo en coalición con otras escuderías. La independiente ofrece valores y la doctrina aprendida en la escudería que abandonó. El riesgo radica en dispersar la potencia de esa afición que pide el cambio y le rechifla al campeón desde la tribuna, y terminen por favorecerlo. ¡Vaya dilema!

Batallando con la caja de velocidades, que arranan su desempeño, el piloto de la escudería PRI se encuentra en otro dilema: convencer a la afición molesta con el jefe de la escudería y la marca que lo patrocina, que la continuidad es mejor que el cambio. Su narrativa no encuentra el agarre necesario para tomar las curvas con la estabilidad que necesita.

Quedan 86 vueltas a la pista, en las que Anaya, Meade y Margarita atacarán al puntero para hacerlo derrapar. ¿Tendrán sus motores la potencia necesaria para alcanzar y rebasar al piloto de Morena? Como sucedió en la Nascar 2006.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.