• Regístrate
Estás leyendo: La pasión mundialista a punta de canciones
Comparte esta noticia

Las posibilidades del odio

La pasión mundialista a punta de canciones

Juan Carlos Hidalgo

Publicidad
Publicidad

Comienzo a teclear tras la gesta heroica del equipo islandés; se han batido como la raza guerrera que son y sacaron rédito de un error garrafal de Lionel Messi al tirar muy mal un penalti. Han obtenido un punto valiosísimo para su debut en un mundial. Rusia 2018 va cobrando fuerza y mejor futbol. Argentina intentó pero se le acabaron las ideas. Jamás consiguió transitar por el retorcido laberinto nórdico que tenía delante.

Vino el silbatazo final y con él la fiesta de una horda cantante y muy civilizada. Lo primitivo mezclado con un comportamiento refinado. El ritual de voces y aplausos aporta una gran dosis de encanto que tanto bien le hacen a este tipo de eventos. Islandia se salió con la suya y como buen melómano hay que celebrarlo con canciones.

En este punto mis lectores exclamarán: ¡Claro, Sigur Ros! Pero no elegí esa música etérea y vaporosa. Mi jugada hizo un recorte por la banda y opté por “Hit”, que comienza su fiesta con un scratch memorable –uno de los más célebres- y luego se deja ir con un pasaje como de película de James Bond, antes de que irrumpa la juvenil voz de una Bjork casi adolescente.

“Hit” me permite regresar a 1992, el año en que los Sugar Cubes editaron Stick Around for Joy antes de separarse. También es la oportunidad de reivindicar los buenos haceres de Einar Örn Benediktsson, quien aportaba voz y trompeta al tiempo que dirigía a la banda. Bjork quiso hacerse inmensa y decantarse por un arte mayor. La herencia del pop bizarro de los de Reikiavik permanece impoluta y a la espera de que una nueva generación la redescubra.

Horas antes, Francia sufrió lo indecible para imponerse a una Australia muy bien ordenada y peleona. Tal vez pagaba el precio de mostrarse soberbia y demasiado pagada de sí misma. Aquello de saltar a la cancha y pretender ganar por la pura elegancia de la camiseta se estaba manifestando. Nadie puede decir que no tuvo suerte en el gol de Paul Pogba –el segundo y definitivo-, pero tampoco se puede soslayar esa prestancia que caracteriza al equipo.

Podrían apuntar que estoy equivocado, pero cada vez que veo jugar a la selección gala es como si asistiera a una presentación de danza contemporánea; hay muchísima plasticidad, ligereza y dinamismo. ¿Cómo se puede representar en una canción y un artista? ¡Nadie mejor que Dominiquie A!

El nativo de Provins tiene esas mismas cualidades y además agrega vigor y personalidad. Tiene un disco recién editado. Toute Latitude es más electrónico y menos chanson. Hay muchas secuencias de sintetizador inyectando energía a una voz profunda y llena de seducción y misterio. ¿Qué canciones elegir de un disco que conserva el charmé de principio a fin? Bien pudieron ser “Cycle” y “Désert D´hiver” –que abren el disco-, pero el tema titular redondea todo el concepto de arrojo, finura y arte. Ojalá y lo toquen en el vestidor de Griezmann y Giroud.

Hoy sábado está por arrancar Perú vs Dinamarca. El país andino regresa a un mundial después de 36 años. ¡A celebrar sin importar lo que pase! La herencia de Cubillas, Muñante, Oblitas y Chumpitas vuelve a una cancha protagonista del máximo certamen de “El deporte más hermoso del mundo”. Que brote pues una canción que los represente. Nada de hacer sonar al pasado; Perú tiene propuestas que van a la vanguardia.

“La rama de tamarindo” es una creación del dueto conocido como Dengue Dengue Dengue; se trata de una mixtura entre ritmos folklóricos peruanos con una electrónica downtempo y crepitante. Les fascina ese juego percusivo que lleva a sus escuchas hasta el influjo hipnótico. Me interesa que Perú se muestre exótico y contemporáneo a partes iguales.

Después vendrá en un choque entre Croacia y Nigeria; será un pulso de poder a poder… tozudo, ríspido. Un combate lleno de adrenalina y que pondrá a prueba el vigor y fortaleza mental de los contendientes. ¿Qué se supondría que debo recomendar musicalmente? ¿Irme a los Balcanes o remontarme al continente que dio origen a los seres humanos?

Hay que reconocer que hay músicos tan inmensos que sin problema pueden compararse con Messi, Cristiano, Rivelino o Kempes. Fela Kuti es una galaxia musical en sí mismo y quizá uno de los nigerianos más famosos de la historia. Llamó a su revolución afrobeat y con ella expandió el legado de la negritud por el planeta entero. El músico fallecido en 1997 posee una discografía harto extensa y sus temas suelen ser bastante largos y sinuosos. “Zombie” tiene ese flow que mucho le conviene adoptar a la selección nigeriana y con ello enredar a los fieros y aguerridos croatas. ¡Fela Kuti forever! Una deidad musical que encumbró a la fiesta musical hasta el pináculo de la cultura.

El domingo abre con la presencia de otros balcánicos –Serbia- que deben enfrentar al gozoso equipo de Costa Rica -¡Pura vida!-. Los ticos no llegan tan bien como se les notaba en el anterior mundial. No muestran su mejor versión pero ni duda cabe de que sacarán la casta. Han cobrado experiencia y es momento de que la usen para tratar de superar una prueba que luce muy difícil.

Ellos saben encarar grandes retos sobre el césped, pero han contagiado ese espíritu a sus compatriotas de Patterns; una banda que ha decidido mudarse a México para buscar la anhelada proyección internacional. Apelan a un pop electrónico que pretende transmitir el vértigo de la actualidad. Todo ello está presente en “Neón”, un sencillo que editaron el año pasado y que ya cuenta con una letra en español; algo que sin duda les dará un empujón en pos de consagrarse. Si Keylor Navas pudo, ¿por qué ellos no podrían lograrlo?

Y llega el momento para las cábalas. Tendría que pronunciarme musicalmente ante el México contra Alemania. No lo haré, dado que tiemblo de sólo pensar mínimamente en “La ensalada verde” y ese inventor deschavetado Juan “Cambios” Osorio. ¡Que el partido nos agarre confesados!

La jornada dominguera continuara con un encuentro que se antoja de alto nivel porque que los suizos no serán presa fácil del “Scratch du oro”. Brasil es favorito de muchos pero debe ratificarlo. Tiene primero que espantar a los fantasmas del desastre en que se convirtió su mundial de hace 4 años. No ganarlo ya era tragedia, pero sucumbir 1-7 ante los alemanes fue lo más parecido a un apocalipsis amazónico.

Pero siempre se puede seguir adelante y superar las catástrofes. Basta con acudir a las maravillas para deleitarnos y olvidar los malos ratos. Brasil rebosa de músicos fascinantes; no resulta sencillo elegir a uno sólo. Aunque uno tiene sus quereres y no los abandona… así que siempre es un placer recomendar y hacer sonar a Marisa Monte; una diva de la música popular brasileña contemporánea… una voz y una personalidad excepcionales.

Despido esta entrega proponiéndoles “Ilusão”, un tema que forma parte del disco en vivo Coleção, que repasa en directo su discografía y que interpreta a dueto con Julieta Venegas. Van pocos días de mundial, pero si algo ha logrado desde que arrancó es mantener esa “ilusión” en lo más alto. ¡Futbol y canciones! ¿Se puede pedir algo más?

circozonico@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.