• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 07:45 Hoy

A contrapié

Uber llega para quedarse

Juan Antonio Martínez Barrios

Publicidad
Publicidad

En Torreón, como en otras 20 ciudades de México, Uber llega para quedarse. En todo el mundo los taxistas tradicionales se han quejado en diferentes formas contra la empresa de origen estadunidense, la cual, no obstante, ya opera en 300 ciudades de 60 países.

Los testimonios de los usuarios de Uber se repiten más o menos en los siguientes términos: “El software muestra cuál es el auto que está más cerca y una vez que lo solicitas te busca donde estés. Al llegar te dan una botella de agua, dulces o chicles y te llevan donde sea a la hora que sea. Cuando uno llega al destino, el monto se descuenta de la tarjeta de crédito que uno haya registrado. Te bajas y ya. Siempre hay disponibilidad y los conductores son amables, hasta te abren la puerta. Los carros son cómodos y si uno no quiere música la quitan. Están muy pendientes de lo que el cliente quiere”.

En México, coinciden especialistas en la materia, no hay ninguna ley que considere ilegal este servicio entre particulares. Que es tanto como prohibirle a una persona que utilice chofer particular, ya que se trata de un servicio de transporte privado. Como un club, pues. En la mayoría de las ciudades mexicanas las autoridades han sido tolerantes hacia la presencia de Uber. Y donde no, la empresa ha ganado amparos y sigue creciendo.

Localmente los líderes de taxistas inmediatamente pusieron el grito en el cielo y exigieron de la autoridad impida que Uber o Cabify puedan ofrecer aquí esta alternativa de transporte. El problema para las organizaciones de taxistas es que no tienen el apoyo de sus usuarios, ni de la población en general, pues nunca se han preocupado por brindar un servicio decoroso o por lo menos aceptable. En cambio, tienen la ciudad inundada de irregulares rutas de taxis y no deja de haber taxis piratas recogiendo pasaje bajo la complacencia de la Dirección de Transporte.

Si la innovación tecnológica es clave en la alternativa que viene a ofrecer Uber a través de una moderna aplicación, los taxistas de los Atos todavía están pensando cómo convencer al cliente de que el taxímetro no funciona.

Los dirigentes tienen algo de razón al enarbolar la bandera de sus derechos. ¿Pero, y los derechos de los usuarios, próximos usuarios de Uber? Ya el alcalde Miguel Riquelme fijó su postura: la falta de competencia ha provocado que sea deficiente el actual servicio de taxis.


jamb612003@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.