• Regístrate
Estás leyendo: Contrastes
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 02:47 Hoy

A contrapié

Contrastes

Juan Antonio Martínez Barrios

Publicidad
Publicidad

Muy contrastantes las posturas de los senadores la priista Hilda Flores Escalera y el panista Luis Fernando Salazar Fernández, luego de que ninguno de los dos será candidato a gobernador, de acuerdo con los procesos internos de sus respectivos partidos.

Flores Escalera asumió con madurez y una gran responsabilidad su decisión de no participar en el proceso interno priista que mediante el método de consulta abierta a los militantes y simpatizantes definirá al candidato a gobernador. “Nuestro querido Coahuila está por encima de cualquier otro interés o aspiración legítima”, manifestó en su comunicado emitido este martes para informar de su decisión.

Salazar Fernández rechazó el procedimiento de su partido para definir al abanderado blanquiazul, demandó la reposición del mismo, pataleó y terminó llamando traidor al dirigente nacional panista Ricardo Anaya, al que acusó de ser parte de “la mafia del poder”, asumiendo una posición lopezobradorista.

Habíamos comentado en este espacio hace dos meses que en el PAN tendían hacia la ruptura y el divisionismo, mientras que en el tricolor, salvo el caso del ahora candidato independiente Javier Guerrero García, la tendencia era hacia la institucionalidad y la unidad.

Las delegaciones de todas partes del Estado que acudieron a Saltillo para respaldar el registro de Miguel Angel Riquelme Solís confirman que el alcalde torreonense con licencia es la mejor opción para el priismo.

Mientras tanto, en Torreón el regidor con licencia Miguel Mery Ayup se convirtió en precandidato a la Alcaldía, con el apoyo de sectores y organizaciones y militancia en general y es cuestión de mero trámite para que posteriormente participe como candidato.



jamb612003@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.