• Regístrate
Estás leyendo: VOXEL: la teletransportación del estadio al hogar
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 18:09 Hoy

VOXEL: la teletransportación del estadio al hogar

Publicidad
Publicidad

Al finalizar la segunda guerra se encontraron en Tennessee cientos de láminas de madera que el ejército norteamericano había encargado para empalizar trincheras en el norte de Francia. El material cayó en manos de un contratista italiano que tenía por encargo forrar la Arena de Boston donde jugarían los recién fundados Celtics. Walter Brown, su propietario, compró a DiNatale los paneles en 11 mil dólares para darle una casa al equipo de baloncesto. Con el tiempo, el viejo parqué de Boston colocado de forma tan singular, acompañó a los Celtics como símbolo de su leyenda. Nadie podía ganar en Boston, donde dicen, el balón botaba irregularmente reclamando los dolores de la vieja madera de barracón hasta su desmantelamiento en 1999. Durante años, el deporte profesional ha promovido el desarrollo de estadios como parte del crecimiento de sus franquicias. Las últimas décadas vimos como los campos más tradicionales se transformaron en lujosos espacios de entretenimiento donde habitan equipos deportivos. Del Garden al Emirates; pasando por el Bernabéu, el AT&T Stadium, Wembley o el Nido de Pájaro; el deporte ha levantado auténticas civilizaciones de consumo en honor a la comodidad, servicio y satisfacción de sus fanáticos. Pero la era que estamos viviendo propone un nuevo cambio. Hace unos días en la feria mundial de electrónica de Las Vegas (CES 2018), la compañía INTEL presentó la partícula digital que construirá los estadios en el salón de nuestras casas: se trata del VOXEL, la evolución del PIXEL; que permite trasmitir cualquier imagen en 3D y desde cualquier ángulo poniendo al aficionado en el centro de todas las jugadas. La forma de consumir, distribuir y comercializar el deporte en directo, volverá a cambiar drásticamente.

josefgq@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.