• Regístrate
Estás leyendo: Volver a empezar
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 11:45 Hoy

Cartas oceánicas

Volver a empezar

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

Es la sexta entrada del Crosstown Classic, un juego de exhibición que enfrentaba cada temporada a Cachorros y Medias Blancas de Chicago, esa tarde, en el Wrigley Field. Cayendo por cuatro carreras con corredor en tercera y cuenta de tres y dos; el jardinero derecho de Medias Blancas aprieta su muñequera, balancea el hombro izquierdo, remanga la franela y ajusta el casco del bateador; lo que sigue, es una de las imágenes más extraordinarias en la historia del deporte mundial: Michael Jordan conecta un sencillo impulsor de una carrera en su tercer turno al bat. El paso del mejor basquetbolista de todos los tiempos por el beisbol profesional, culminó con el mayor regreso que un atleta haya tenido: cuando Jordan vuelve a la duela con Chicago, lleva a los Toros a ganar otros tres títulos de la NBA. Desde los días de Jordan, no se había visto un regreso tan emotivo como el Roger Federer a la cima del tenis mundial. Sin llegar a retirarse, hubo un momento en la carrera de Federer en el que lo más digno parecía abandonar. Con 302 semanas como número uno del mundo, 237 de ellas consecutivas, Federer recupera esa posición en la que ha estado más días que ningún otro tenista en la historia. Cuando fue desplazado de la cabeza del ranking en 2012 para caer lenta y dolorosamente por debajo del top ten, nadie creyó que un deportista cuya principal batalla era vencer el deterioro al paso de los años, podía volver al lugar donde hoy amanece. Durante unas semanas más, hasta su participación en Indian Wells, Federer defenderá el sitio más importante del tenis con casi 37 años de edad. Su regreso, contracorriente y contra el tiempo, pertenece a una pequeña colección de grandes milagros del deporte universal. Como Jordan, Federer volvió a empezar.

josefgq@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.