• Regístrate
Estás leyendo: Era un hombre tan pequeño que no le cabía el espíritu
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 09:29 Hoy

Cartas oceánicas

Era un hombre tan pequeño que no le cabía el espíritu

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

El espíritu olímpico tuvo una de sus mejores envolturas en el diminuto cuerpo del halterista Naim Süleymanoglu. El enorme significado del movimiento, la superación de los límites humanos, se encontraba contenido en un simbólico empaque de un metro con cuarenta y siete centímetros de altura; y sesenta kilogramos de peso. Süleymanoglu fue el único hombre en competencia que pudo levantar más de tres veces su peso. La escasa afición y promoción de su disciplina deportiva, levantamiento de pesas, impidió que sus hazañas tuvieran la difusión universal que gozaron las carreras de atletas como Usain Bolt o Michael Phelps; aún así, su trayectoria se encuentra dentro de las más brillantes de todos los tiempos. Si consideramos a Bolt el hombre más rápido de la humanidad, podemos decir que Süleymanoglu, de acuerdo a los criterios deportivos, fue el hombre más fuerte del género humano. Siete veces campeón del mundo y ganador de tres oros olímpicos en la categoría de 64 kilogramos, Seúl 88, Barcelona 92 y Atlanta 96; rompió hasta en 51 ocasiones las marcas mundiales que superaban su minúscula anatomía: era un fenómeno de la naturaleza. Su muerte deja un gigantesco vacío en el deporte, no solo por sus descomunales victorias, sino por haber sido un representante exacto de las minorías. Nacido en Bulgaria, se convirtió en un joven refugiado que busco asilo en Turquía, a la que defendió como atleta, y en donde terminó sus días como uno de los grandes ídolos nacionales. La vida de Süleymanoglu, fallecido este fin de semana a los 50 años de edad, nos recuerda que la verdadera grandeza del deporte se encuentra en las historias más pequeñas: fue hombre tan pequeño que la denominación del mitológico Hércules, podía caber en un bolsillo.

josefgq@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.