• Regístrate
Estás leyendo: El testamento de Croacia
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 02:26 Hoy

Cartas oceánicas

El testamento de Croacia

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

El Mundial tiene la manía de envejecernos, viéndolo irse, buscamos remedio en el próximo. Sabemos que al llegar el nuevo habrá familiares, amigos, jugadores y equipos, que no volveremos a ver. Los mundiales son inolvidables porque dejan personas en ellos. Igual que los Juegos Olímpicos, nos enfrentan al tiempo cuando parte de nuestras vidas se va con ellos. Rusia 2018 fue magnífico, permitió que el futbol en medio de tantos intereses que lo acorralan, eligiera un camino noble: la humildad. Su ceremonia final, llena de símbolos, tendió un equipo en la lona que se robó el corazón de los pueblos que no llegaron ahí. Croacia fue un testamento para el deporte en general. Vencida por Francia, una nación que siempre ha representado a la humanidad, respetó en los momentos más duros los principios que hacen del futbol un pretexto para volver al mundo un lugar mejor. La selección croata perdió un partido, pero ganó un sitio en el orden internacional que la historia no había podido reconocerle: un país noble, sacrificado, sencillo, cariñoso y luchador. El gran milagro del Mundial consiste en descubrir lugares y personas que no formaban parte de nuestras vidas. Dese hoy, los croatas son amigos a los que debemos confiarles y aprenderles muchas cosas. Francia, por otro lado, nos confirma que perder y ganar son parte de la vida cuando ambas circunstancias se llevan con honor. Es un campeón con todos los requisitos que exigen las enciclopedias: victorias y nombres que serán leyendas. Los próximos cuatro años volverán a cambiarnos la vida, seremos más viejos, extrañaremos a mucha gente, pero en ese plazo que nos reconvierte como aficionados, tendremos tiempo para reflexionar como ciudadanos. Qatar 2022 tiene un relato muy humano por superar.

josefgq@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.