• Regístrate
Estás leyendo: El lobo del Wall Street
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 20:50 Hoy

Cartas oceánicas

El lobo del Wall Street

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

El triunfo de Sevilla en Old Trafford, un estadio con la liturgia necesaria para convertir la noche en sagrada, es el tipo de golpes que convierten a los equipos medianos en grandes. Esta mañana el United amanece un peldaño más abajo del Real Madrid y Barcelona, sus rivales universales, y el Sevilla, perteneciente al grueso de la clase media europea, ha subido un escalón que le permite mirar de reojo a los clubes más prestigiosos del mundo. El resultado (1-2), es de los que calan hondo en el espíritu de las aficiones: la triunfadora, por la historia que contarán durante los próximos años, y la vencida, por el sonrojo que les ha hecho pasar su entrenador. Un manager general que gozó del financiamiento más grande en la historia de la Premier, después del City, hizo jugar a un cuadro multimillonario como un equipo de la periferia: no se recuerda un United tan indecente como este. La derrota es aún más dolorosa porque el rival, acostumbrado a buscar futbolistas en mercados secundarios donde el United no se asoma por miedo al contagio, consiguió formar un conjunto con lo mejor de los deshuesaderos como cada temporada. El modelo del Sevilla, nacido en Nervión, lleva un buen tiempo ofreciendo una rentabilidad superior a la del United, cotizado en Wall Street. Pero hay una lección mucho más valiosa que el futbol se encarga de recordarnos de vez en cuando: poner una nómina tan elevada en manos de un técnico tacaño; no es tan peligroso como dejar el prestigio de un equipo legendario en las garras de un lobo. Lo mismo que está sucediendo con el United le sucedió al Real Madrid en época de Mourinho, entregado a la codicia y no a la generosidad, se volvió un equipo corriente, capaz de malgastar años de nobleza a capricho del entrenador.

josefgq@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.