• Regístrate
Estás leyendo: Decio: entre el pellejo de Pumas y la envoltura de Televisa
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 03:43 Hoy

Cartas oceánicas

Decio: entre el pellejo de Pumas y la envoltura de Televisa

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

Bajo la camiseta de selección sudaba el cuero de Pumas. El pellejo del Club Universidad daba vida al equipo que Televisa empaquetaba. Dicho de otra forma: Pumas era la base, el método y el espíritu de México. La selección, en épocas que hoy parecen lejanas, funcionaba como institución. Había un pacto no escrito, pero bien asumido entre Televisa, la gran productora de televisión, y Pumas, el gran productor de jugadores, para administrar y dirigir al equipo. Televisa mandaba en las ventas y Pumas en el futbol. Así se entendieron durante años Guillermo Cañedo y después, Alejandro Burillo Azcárraga, accionistas de Televisa, y Guillermo Aguilar Álvarez (hijo), presidente de Pumas y hombre que desarrolló el concepto de cantera en México. Les guste o no a los aficionados de otros equipos, a los nuevos que desconocen la historia y a los medios que la venden según convenga, funcionó el binomio Televisa-Pumas. Antagónico por naturaleza, era ideal en selecciones. México no fue campeón del mundo, cierto, pero hubo una época donde la división económica y la división deportiva se entendían; porque estaban divididas con precisión. Ese proceso que aseguraba comprensión, se rompió. En parte, porque Televisa fue a más en sus ambiciones comerciales, y porque Pumas, fue a menos en su raza deportiva. La muerte de ningún dirigente marcó tanto al futbol mexicano como la de Guillermo Aguilar Álvarez. El regreso de Ricardo Ferretti a la selección, junto a la consejería de Mejía Barón, aplaudidos por todos, representan eso: un época sensata donde los que saben de futbol mandaron en la cancha y los que sabían de televisión, mandaban fuera. Decio, que lo sabe y lo vivió, debe convencer a Tuca para continuar aquel proyecto.

josefgq@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.