• Regístrate
Estás leyendo: Al final del paseo siempre hay un clásico
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 09:41 Hoy

Al final del paseo siempre hay un clásico

Publicidad
Publicidad

Atravesando Castellana, donde el peatón se vuelve profesional, pueden sentirse los árboles que abrazan el paseo. Bajo sus ramas desnudas y anudadas, el paseante avanza por un túnel de madera con el viento frío pegándole en la cara. Tiene cedros, castaños y abetos centenarios. Entre casonas y palacetes, desde la Plaza de Colón y hasta la boca del metro que sale por el Bernabéu, son 40 minutos a pie en línea recta. Al principio del camino huele a nuevo, son los aromas perfumados de los precios, dando vuelta en las esquinas, vendiéndonos la navidad reflejada en los aparadores y escapando por las rendijas de las tiendas calentitas y bien iluminadas. Con sus bolsas, y sus modas caras, tropas de clientes cruzan los semáforos con el regalo de última hora en las manos. Más adelante, donde acaban las ofertas y vas rodeando las glorietas, empieza a oler a chocolate y almendra, castañas asadas, galletas y churros en bolsa de papel aceitado y azucarado, que las parejas de sombrero, abrigo, bastón y bufanda, comen sentados en sus bancos. Conforme avanzas se escuchan las sirenas, el silbato de la policía, las bocinas de los taxis y el ladrido de algún perro, es el murmullo del partido. Acercándose al Bernabéu la gente enronquece la voz, los colores del invierno desaparecen y los olores a croqueta, tortilla, cebolla, cerveza y mierda de caballo, rodean el estadio: en el fondo, siempre están el Real Madrid y el Barça. El clásico, que se jugará el próximo sábado a la una de la tarde en víspera de Noche Buena, puede dejar definido el campeonato. Con cinco títulos en el año, pero 11 puntos por debajo, no cabe otra posibilidad: si Real Madrid quiere enderezar el camino, tiene que vencer al Barça. Al final del gran paseo siempre hay un gran partido.

josefgq@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.