• Regístrate
Estás leyendo: Sufriendo las campañas
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 10:11 Hoy

A morir a los desiertos

Sufriendo las campañas

José Manuel Vázquez Navarro

Publicidad
Publicidad

¡Ay, las campañas! qué martirio. Pareciera que las campañas que sufrimos, son como la ola de calor, son tan tediosas que se vuelven insoportables y cuando quisiera uno que ya terminasen, parecen no tener fin. Durante semanas, que han parecido añales, hemos tenido que soportar el bombardeo en televisión, radio, redes sociales; llegas a casa y ves basura impresa que ya está tirada en el piso o que está expuesta en espectaculares de esos que, de por sí, ya arruinaban el paisaje.


Ocurrencias sin sentido del “mocha manos”, el canallín paladín de la política de plastilina que acomoda su discurso al tiempo y a la audiencia, el ungido del sistema que no sube ni sabe, con partido ni sin éste, y el eterno mesías del combate a la corrupción que nos ha dicho todo lo que hará y nunca cómo lo logrará. Todo ello en una elección en la que las plataformas políticas de los partidos han desaparecido. En vez de partidos de izquierda o derecha tenemos partidos de vuelta en “u”; nos inundaron los políticos huesócratas que venderían a su abuela con tal de agarrarse un “hueso” y con interés de sumarse a la cleptocracia.


El mitin a la mexicana es una vetusta estrategia en la que el candidato intenta simular que tiene mucha audiencia, que la gente va por voluntad propia, nadie interpela y todo mundo aplaude las propuestas.


Acarreados, transporte, lonche, refresco, templete, sonido, promesas, camiseta o cachucha, palabras huecas, arengas dormilonas, matraca y porras. Ah, pero todos los candidatos llenaron sus mítines y en los “debates” todos resultaron ganadores; por favor.


¿Algún día veremos a un candidato barriendo la calle? o plantando árboles, “echando malas” al tratar de resanar las paredes de un mercado municipal, blanqueando bardas, organizando un concierto o actividad cultural; es decir, haciendo acciones de impacto para la sociedad con el dinero que les otorga el INE proveniente de nuestros impuestos. Casi no lo vemos, por ahora sólo circulan descalificaciones, clichés, mentiras y propuestas muy vagas.


Afortunadamente, también hay garbanzos de a libra, a través de redes sociales he seguido con interés las campañas de algunos jóvenes candidatos de provincia, con ideas revolucionarias y que han hecho cosas diferentes. Estas elecciones traerán una necesidad de reingeniería de los partidos actuales, ojalá los políticos puedan percibir el repudio hacia la política basura que genera la descomposición del partidismo actual.



mavazna@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.