• Regístrate
Estás leyendo: ¿Está limando asperezas AMLO?
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 10:54 Hoy

De paso

¿Está limando asperezas AMLO?

José Luis Reyna

Publicidad
Publicidad

Se acerca el día de la elección y los candidatos presidenciales tienen que acogerse a la prudencia. Las últimas horas de la campaña tienen que ampararse, por decirlo de alguna forma, bajo el paraguas de lo políticamente correcto. Las denuncias judiciales, las confrontaciones y los insultos, que han merodeado esta contienda electoral, tienen que atenuarse. Es deseable que la rijosidad ceda su lugar a un entendimiento civilizado, sobre todo después de la elección. Los presidenciables, la clase política y la ciudadanía estamos cobijados por un régimen democrático, todavía lejos de consolidarse, pero democrático al fin y al cabo.

Se apunta lo anterior porque se percibe que López Obrador pretende alejarse de su habitual tono de confrontación para recorrerse, en alguna medida, al de la conciliación. Sirva como prueba una entrevista reciente con Esteban Moctezuma (EM) para sostener el argumento (E. Camhaji, El País, 19/VI/18). Moctezuma, probable secretario de la SEP en caso de que gane AMLO, matizó, lo que hace unas semanas afirmó el tabasqueño, que “derogaría la esencia de la reforma educativa” (RE). Pese a la contundencia de la frase, ésta quedó en un terreno resbaloso. Cualquier interpretación cabría: un cambio radical de sus objetivos, rediseñar los instrumentos de capacitación y evaluación, etcétera. De acuerdo con lo dicho por Moctezuma, el planteamiento del candidato de Morena se revirtió: “No se va a hacer una nueva reforma. Vamos a hacer un plan educativo que permita mejoras continuas. En otras palabras, no se va a desechar todo lo que se ha alcanzado hasta ahora: se afinarán algunos de sus ingredientes”.

El punto de partida para rediseñar la reforma educativa sería “dialogar con todas las partes para ver qué salió mal y cuál sería una evaluación pertinente”. Un examen a los maestros, abundó, no puede ser el único elemento para realizar una evaluación integral. Se tendrían que añadir otros factores, como el desempeño académico del alumno, el método de impartir las clases, la región en que se encuentran, entre otros. De ser así, puede inferirse que AMLO está redefiniendo su posición respecto a una reforma que es fundamental para asegurar el futuro del país.

Esteban Moctezuma destacó que los “maestros serán agentes de cambio”, lo que implicaría reforzar la tarea de capacitarlos; los resultados de los exámenes Pisa 2015 y Planea 2017 arrojaron calificaciones peores que en los años anteriores. Negó el presunto nexo entre la ex lideresa magisterial y AMLO, pero contraatacó porque “nada se dice de que todo el magisterio esté trabajando políticamente (por la vía del partido Nueva Alianza) para otro candidato”. Pese a lo anterior, el SNTE es una parte fundamental para la discusión de la reforma. Igual con la CNTE que ha apoyado a AMLO y recogido sus demandas. Desde mi punto de vista, es imperativo un deslinde con este segmento del magisterio, cuyo comportamiento suele ser violento y vandálico.

Es plausible afirmar que hay un giro en la postura de AMLO, al menos en el rubro educacional. Si es electo presidente, se daría un paso adelante para consolidar nuestro sistema educacional que, por decir lo menos, se encuentra en una situación lamentable y, de paso, limar asperezas entre todos los protagonistas del sistema educativo.

jreyna@colmex.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.