• Regístrate
Estás leyendo: Declaraciones y acciones
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 11:52 Hoy

De paso

Declaraciones y acciones

José Luis Reyna

Publicidad
Publicidad

En una sociedad agraviada, para no repetir "malhumorada", son bienvenidas las palabras del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, quien declaró que "las autoridades mexiquenses trabajarán en coordinación con la autoridad federal para aplicar todo el peso de ley en el caso de Emir Garduño Montalvo, conocido como Lord Rolls Royce". El gobernador agregó: "no voy a descansar hasta hacer justicia y que pague este señor (...) todas las que debe". En un ambiente ingrato, no solo el ambiental, en el que vivimos, las palabras de ese mandatario son como un bálsamo ante los innumerables casos de prepotencia que observamos, vivimos y padecemos de manera cotidiana en el país: el atropello se impone a la razón y se actúa con impunidad absoluta porque la ley en México es una especie de mito. Tierra de nadie. Hay licencia para hacer lo que se quiera bajo la condición de que se tenga poder.

El Lord se movía en el terreno de la ilegalidad. Su relación con algunos personajes de los gobiernos mexiquense y federal podrían explicar su comportamiento. Tenía "permiso" para cometer cualquier tropelía contra quien se le pusiera enfrente. Un hombre acaudalado que, a punta de pistola, se niega a pagar la cuenta en un restaurant. Que manda golpear porque ese es su concepto de justicia. Que hace lo que se le antoja porque de antemano sabe que se mueve en el espacio de la impunidad. Cuántos ejemplos podrían enumerarse a la par del que se comenta.

Qué tantas cuentas deberá este personaje que hoy en día es un prófugo de la justicia. Ojalá se cumpla lo afirmado por el gobernador Ávila y no quede en una declaración retórica, como suele tantas veces suceder. El Lord tiene que estar profundamente preocupado, aunque probablemente poco arrepentido. Su captura y su sanción correspondiente sería un buen ejemplo para reconocer que en este país todavía quedan retazos de justicia. Dejarlo al olvido sería lastimar, no solo al policía federal golpeado, sino a una sociedad que espera con ansia un destello de impartición de justicia.

Es deseable que el delito del Lord no sea una réplica de otro parecido: el de Lord Ferrari. Al igual que su "colega dinástico", mandó golpear al chofer de un taxi, se amparó y después desapareció. Son casos que muestran la ineficiencia de nuestras autoridades judiciales y a la vez demuestran que la impunidad, hermanada con el dinero, es una especie de espacio blindado donde la ley es impenetrable.

Brasil, en este momento, es un referente en cuanto a corrupción se refiere. No es fortuito que la presidenta Rousseff haya sido separada temporalmente del cargo por presuntos actos ilícitos, aunque no por abuso del poder ni por disponer de dinero público. El nuevo gobierno interino de ese país sudamericano, a 11 días de haber llegado al poder para resarcir y rediseñar una nación sobre la base de la confianza, ha destituido a su ministro de Planeación por el hecho de que se descubrió que pretendía frenar las investigaciones anticorrupción que implican a varios miembros de la nueva clase política, incluyendo a los de su propio partido. En este caso no hubo una declaración de advertencia. Sencillamente se actuó y un presunto político corrupto duró solo 11 días en el cargo. Declaraciones y acciones. Ojalá Eruviel Ávila pase de su declaración contundente a una acción de la misma talla.

jreyna@colmex.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.