• Regístrate
Estás leyendo: La novia del asesino
Comparte esta noticia

Vidas Ejemplares

La novia del asesino

José Luis Durán King

Publicidad
Publicidad

Todd Christopher Kohlhepp, quien nació el 7 de marzo de 1971 en Florida, aunque desde pequeño llegó a Carolina del Sur, fue un niño problemático, resentido por la separación de sus padres y por la mala relación que llevó con su padrastro.

A los nueve años fue descrito por las autoridades de la escuela a la que asistía como un chico “explosivo” y con una inclinación muy fuerte a la temática sexual. Aunque también los niños de su edad lo evitaban porque Todd era cruel con los animales.

En 1983, Kohlhepp vivió un periodo corto en Arizona con su padre biológico tras la separación de su madre y su padrastro. La relación padre e hijo no dio para mucho, y Todd tuvo que regresar a la casa materna en Carolina del Sur, no sin antes haber aprendido de su padre “el gusto por las armas”.

Fue, precisamente, un arma, un revólver calibre .22, con la que en noviembre de 1986 raptó a una adolescente de 14 años, a la que posteriormente violó. En 1987, cuando Todd tenía 16 años, fue condenado a 15 años de prisión y registrado como ofensor sexual.

Al salir de prisión en 2001, Kohlhepp regresó la casa de su madre. Las cosas aparentemente marchaban bien, Todd se matriculó en el Colegio Técnico de Greenville, de la que fue transferido a la Universidad de Carolina del Sur, donde se graduó en 2008 con una licenciatura en administración de empresas y marketing.

El 6 de noviembre de 2003, un cliente entró a una tienda de motocicletas llamada Superbike Motorsports, encontrando a cuatro personas muertas a disparos. Los motivos y el perpetrador de la masacre se resolverían más de una década después.

En agosto de 2016, la policía de Carolina del Sur recibió el reporte de la desaparición de Kala Brown, de 30 años, y de su novio Charlie Carver. Tres meses de investigación condujeron a las autoridades locales al domicilio de Todd Kohlhepp.

En un contenedor de 4.5 por 9 m fue encontrada Kala Brown, “encadenada como un perro”, de acuerdo con el señalamiento de Chuck Wright, jefe de policía del condado. La liberación de Brown fue el principio de un caso que arrojó finalmente el hallazgo de tres cadáveres en un terreno de 95 acres, propiedad de Kohlhepp.

Con la detención del administrador de empresas también se resolvió La Masacre de Superbike Motorsports, en la que Kohlhepp asesinó a cuatro trabajadores de la tienda, solo porque el hombre no estuvo satisfecho con el servicio que le brindó esa empresa.

Irascible, con antecedentes penales, registrado como ofensor sexual, pero Kohlhepp estaba, al momento de su arresto, en una relación de 10 años con una mujer de nombre Holly Eudy, la cual, de acuerdo con sus declaraciones, “yo sabía que algo no estaba bien en él, pero no podía meter mis manos al fuego por eso”.

Después de enterarse de los asesinos cometidos por su novio, Eudy señaló que se sintió “asqueada” ante los detalles ofrecidos por los noticieros, aunque aclaró que el Kohlhepp que ella conoció “me brindó una gran cantidad de atenciones, me hizo sentir que yo era muy importante para él”:

Eudy declaró estar enterada de la compra del contenedor por parte de Kohlhepp, pero que éste le aseguró que el recipiente funcionaría para almacenar víveres. El hecho de que el depósito estuviera oculto en el bosque y que en su interior hubiera latas de comida y garrafones de agua tampoco despertó las sospechas de Holly Eudy.

Sin embargo, ha indicado Eudy, cuando vio las noticias que cubrieron la detención de Kohlhepp y al conocer la cifra de las víctimas del individuo, la mujer sintió miedo, pues, señala, ella pudo ser la víctima siguiente del asesino serial.

“Me quedé con la boca abierta la primera vez que escuché la noticia”, ha expresado la señora Eudy.

operamundi@gmail.com

www.twitter.com/compalobo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.