• Regístrate
Estás leyendo: El triángulo de las desaparecidas
Comparte esta noticia

Vidas Ejemplares

El triángulo de las desaparecidas

José Luis Durán King

Publicidad
Publicidad

La República de Irlanda puede presumir de tener uno de los índices más bajos, a escala mundial, de asesinos seriales, pero los tiene.

Ahí está el dublinés Geoffrey Evans, quien entre agosto y septiembre de 1972 acabó con la vida de dos mujeres, lo que derivó en que se le condenara a cadena perpetua, pena que se le aplicó al pie de la letra, pues murió en prisión el 20 de mayo de 2012.

Geoffrey Evans, por cierto, confesó que entre sus planes figuraba violar y asesinar una mujer por semana.

Años después, el 22 de mayo de 2018, la policía recibió el reporte del secuestro de una mujer llamada Jastine Valdez, de 24 años, lo que originó una búsqueda exhaustiva de la joven en el este de la República Irlandesa.

Las autoridades contaban con información del vehículo en el que Valdez fue levantada, por lo que no resultó problema rastrear el auto.

La noche siguiente, los agentes rodearon a Mark Hennessy, de 40 años, quien fue abatido a tiros al descender de su unidad portando un par de cuchillos con los que amenazó a los oficiales.

El caso se cerró de forma lamentable cuando la policía encontró el cadáver de Jastine Valdez en una mina en desuso en el sur de Dublín.

Pese a la muerte de Hennessy, los agentes mantuvieron viva la investigación en busca de posibles vínculos del hombre con la desaparición de varias mujeres ocurrida entre 1993 y 1998 en el llamado Triángulo de las Desapariciones, que se ubica en la parte este de la isla, en los límites de la provincia de Leinster.

La primera desaparición ocurrió en marzo de 1993. Annie McCarrick, de 26 años, nativa de Nueva York, compartía departamento con dos amigas en Dublín. La joven fue vista por última vez en un pub llamado Johnnie Fox´s.

Los padres de McCarrick volaron de Nueva York a la República Irlandesa con la esperanza de hallar a su hija. Después de una estancia de seis meses, el matrimonio volvió a su lugar de origen con la incertidumbre a cuestas, al no encontrar rastro de la joven.

Eva Brennan, de 39 años; Imelda Keenan, de 22; Josephine JoJo Dullard, de 21; Ciara Breen, de 17; Fiona Pender, de 25; Fiona Sinnott, de 19, y Deirdre Jacob, de 18, todas desaparecieron en la comunidad de Leinster. Hasta el momento no se ha encontrado algún cadáver.

La gente de Leinster especula que la desaparición de mujeres está vinculada a la actuación de un elusivo asesino serial, aunque la ausencia de cuerpos ha dificultado cualquier investigación policiaca.

Entre los sospechosos, el principal es Larry Murphy, quien tiene antecedentes penales por el delito de violación, y se cree que es responsable de la desaparición de Annie McCarrick, JoJo Dollard y Deirdre Jacob, quienes fueron vistas cerca del área donde Murphy vivía en esa época.

Murphy fue enviado a prisión en 2001 por la violación e intento de asesinato de una empresaria de Carlow en el año 2000.

El individuo raptó a la mujer, la llevó de noche a un área boscosa de las montañas Wicklow, y cuando intentaba estrangularla, dos cazadores atestiguaron la escena, salvaron a la mujer y aportaron la información que condujo a la detención de Murphy.

Cuando las autoridades preguntaron Larry Murphy acerca de la empresaria, el hombre simplemente señaló sin remordimiento: “Está viva, ¿no? Tuvo mucha suerte”.

operamundi@gmail.com

@compalobo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.