• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué debe corregir santos Laguna ?
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 00:05 Hoy

¿Qué debe corregir santos Laguna ?

Publicidad
Publicidad

Sin lugar a dudas la zona defensiva. Es un problema que ha tenido desde el año pasado, en ambos torneos, sobre todo cuando tiene ventajas en el marcador. En el torneo Clausura del 2017 lo endeble de su zona defensiva le costó gran parte de los empates que consiguió. Para el torneo Apertura 2017 el problema se agudizó porque los empates se convirtieron en derrotas, varias de las cuales fueron con una terrible falta de actitud y disposición para presionar al rival.

En el torneo anterior, el conjunto lagunero sólo pudo conservar el cero en su portería en dos ocasiones, curiosamente en ambas terminó el juego 0-0, con Toluca y Puebla como local. En los otros 15 partidos recibió al menos un gol, incluso en tres de sus últimos cinco cotejos la cuota fue de dos anotaciones permitidas. Todos los resultados anteriores se reflejan en la gran cantidad de futbolistas que pasaron por la zona defensiva santistas, en total 10.

En el lateral derecho estuvieron Jorge Sánchez y José Abella. En la defensa central pasaron Jorge Enríquez, Néstor Araujo, Ventura Alvarado, Carlos Izquierdoz, Jesús Angulo y Oscar Manzanares. En el lateral izquierdo jugaron Gerardo Arteaga y Jorge Villafaña, es decir, ni José Manuel de la Torre ni Robert Dante Siboldi pudieron establecer una línea defensiva entre lesiones, bajas de juego e improvisaciones, en el caso del “Chatón” Enríquez.

En el juego frente a Lobos BUAP es evidente que la defensa tuvo errores puntuales que costaron goles y que provocaron ocasiones claras y manifiestas de gol que no acabaron en el fondo de las redes debido a que Julián Quiñones depositó sus remates en la tribuna del TSM.

Me arriesgo a opinar que al menos dos de los cuatro defensas que empezaron el partido del domingo pasado no van a terminar el torneo en la alineación titular. La presencia de Gerardo Alcoba y Jorge Sánchez será inevitable en el trascurso del torneo, porque no se trata de favoritismos sino de tener la eficacia que se necesita para dar solidez a la última línea del equipo albiverde.

La ofensiva no va a resolver todos los juegos y no siempre estarán en estado de gracia para meter cuatro goles por juego, así que Siboldi retoma la zona defensiva del equipo donde la dejó el año pasado, en la inestabilidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.