• Regístrate
Estás leyendo: Perder balones en la salida es letal
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 00:13 Hoy

Radio Pasillo

Perder balones en la salida es letal

José Juan Vázquez

Publicidad
Publicidad

Si aspiras a ganar un juego de fútbol no puedes perder tantos balones en la salida del equipo porque de hacerlo te van meter gol, tarde o temprano, y no vas a llegar a portería contraria.

El equipo Santos Laguna nos dio una muestra de amplio repertorio acerca de cómo perder 14 balones desde su propia zona defensiva, en varias formar, zonas de la cancha y con presión o sin presión de los jugadores contrarios. 


Y el partido había iniciado bien para Santos Laguna. En su primera jugada ofensiva anotó gol apenas a los tres minutos de juego. Jesús Angulo mandó un balón largo que peinó Julio Furch, el cual llegó a Jonathan Rodríguez, el cual regresó para Furch, quien disparó de primera intención pero la pelota pegó en un defensa de los Diablos Rojos, regresó al delantero argentino quien volvió a disparar cruzado a poste izquierdo para marcar el 1 por 0. 


Los Diablos Rojos eran un desastre en zona defensiva. Dejaban unos huecos impresionantes que los santistas aprovechaban para plantarse frente a Talavera pero que no concretaron en el segundo gol.

Bastó un par de desatenciones en un saque de manos para que Toluca empatara y Santos se desconectara del partido. 

 
El saque de banda llega a Luis Ángel Mendoza con la pelota rodando hasta el área santista. “El Quick” sale del área y le deja la pelota a William Da Silva, quien pasa en medio de dos jugadores de Santos y cuando entra al área saca disparo raso y colocado a segundo poste.

A partir de ese gol, Santos perdió la friolera de 14 balones en la salida en el resto del juego. De todas formas y situaciones posibles. No se salvó nadie, los mismo fue Orozco que Abella, Nervo, Doria, Angulo, Vázquez, Martínez, Isijara o Lozano.

Se entregaron balones en corto, en largo, en los linderos del área, en medio campo, tratando de adornarse con túnel al rival o estrellando la pelota en la humanidad de un contrario.

El balón 14 fue el que desembocó en el penal. Orozco se la da Angulo quien mandó un balón largo que rechazó un jugador de Toluca, la pelota no la pudo controlar Furch en el círculo central y desde ahí, los Diablos armaron la jugada por el lado izquierdo de su ataque, lo que terminó con entrada imprudente de Martín Nervo sobre Luis Quiñones en el área y penal concretado por Rubens Sambueza.

Fueron muchos llamados de atención y ninguno fue atendido por jugadores o cuerpo técnico de Santos. No hubo corrección de una situación que fue repetitiva. Si no corriges a tiempo, se perderá y así fue, sin más, se perdió.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.