• Regístrate
Estás leyendo: Néstor Araujo:¿Qué necesidad señor Osorio?
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 16:50 Hoy

Radio Pasillo

Néstor Araujo:¿Qué necesidad señor Osorio?

José Juan Vázquez

Publicidad
Publicidad

Estoy consciente de que jugar al fútbol o practicar cualquier disciplina deportiva lleva un riesgo.

La lesión de anoche de Néstor Araujo es consecuencia de los riesgos de la actividad física.

La pregunta es: ¿era necesario ponerlo a jugar anoche frente a Croacia? Porque si mal no escuche a Juan Carlos Osorio, este juego era para dar oportunidad a jugadores que no estaban considerados para el Mundial.

Araujo es un indiscutible titular para la Copa del Mundo, es decir, no tenía nada que probar para el entrenador colombiano. El defensa de Santos jugó el partido anterior frente a Islandia.

No era necesario usar a Néstor cuando a los “europeos” les dio la concesión de salir o no acudir al tricolor al más mínimo síntoma de lesión. Héctor Herrera, Jesús Manuel Corona, Giovanni y Jonathan Dos Santos ni siquiera los arriesgó en esta fecha FIFA.

Araujo no tenía que desmostrar nada en el juego de ayer.

Era innecesario ponerlo en el equipo titular. Osorio debió estar consciente del desgaste al que fue sometido en los últimos dos años.

El técnico colombiano no fue parejo a la hora de dosificar el esfuerzo físico de sus jugadores.

A los europeos les concedió todo al más mínimo dolor, mientras que a los elementos de la Liga Mx los sometió a mayor desgaste.

Néstor Araujo será una baja sensible, ya sea por un mes o seis meses, durante el tiempo que se determine con los estudios médicos a los que será sometido en los próximos días.

Desafortunadamente, la lesión llegó en el momento en el que estaba recuperando su nivel de juego en Santos Laguna.

La lesión de anoche fue un exceso de Juan Carlos Osorio por no medir parejo el esfuerzo de sus futbolistas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.