• Regístrate
Estás leyendo: Lo más rescatable fue el punto
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 16:47 Hoy

Lo más rescatable fue el punto

Publicidad
Publicidad

Santos Laguna jugó muy mal partido de anoche frente a Veracruz. No sé si fue por la sorpresa que le provocó al equipo dirigido por Siboldi la velocidad que presentó la escuadra del puerto jarocho en mediocampo o el calor húmedo.

El caso es que los albiverdes nunca estuvieron cómodos en la cancha del estadio Luis “Pirata” Fuente. Había jugadores santistas “acelerados” e imprudentes que pusieron en serio riesgo el partido.

Eso de querer sorprender en cobro de tiro de esquina con una jugada prefabricada en la que José Abella intenta mandar un centro al área es pasarse de ingenuo.

Néstor Araujo sigue mentalmente fuera del equipo, despejando con la cabeza balones que le entrega al rival a corta distancia. Todo el equipo lagunero hizo corto circuito. Jugadores que habían tenido un desempeño regular en los primeros tres juegos, como “Gallo” Vázquez estuvieron erráticos a la hora de intentar dar el balón al compañero.

El gol de los Tiburones Rojos es de lo más extraño. Tavares intenta despejar la pelota en cobro de tiro libre con una contorsión rara, la pelota le pega entre nuca y espalda, lo cual provoca que el balón se extienda a segundo poste donde Diego Chávez apareció solo para rematar dentro del área chica.

Santos no tuvo ideas ofensivas. Los ataques se quedaban en medio campo porque no había conexión entre volantes y delanteros. Las jugadas que terminaron en remates a portería en la primera mitad poco inquietaron a Pedro Gallese.

En la segunda mitad, Veracruz se quedó sin sus dos defensas centrales titulares debido a lesiones.

Los visitantes poco aprovecharon esta ventaja porque no tenían un futbolista que pusiera un centro decente en el área.

Robert Dante Siboldi sacó del juego a Osvaldo Martínez cuando Jonathan Rodríguez había desaparecido del partido en el segundo tiempo. Aún y con los problemas en ataque, Jesús Isijara falló una clara opción de anotar en una jugada réplica al gol de Veracruz pero en este caso el ex-rayo mandó el remate por un lado de la portería.

El empate llegó de manera inesperada. Un disparo desde fuera del área de Brian Lozano pega en las manos de Alan Santos, quien gira a la derecha con los brazos en alto. El penal lo cobró con frialdad Jorge Tavares y asunto arreglado.

La mejor noticia para Santos es que sumó un punto jugando muy mal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.