• Regístrate
Estás leyendo: La calma en medio de la tempestad
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 14:50 Hoy

Radio Pasillo

La calma en medio de la tempestad

José Juan Vázquez

Publicidad
Publicidad

No se puede hacer un lado que la derrota en Morelia alteró los estados de ánimos que se exacerbaron con la derrota por goleada ante Tigres en el juego por el trofeo denominado “Campeón de Campeones”. 


Este asunto fue el punto culminante de una pretemporada agitada con las salidas de Néstor Araujo, Carlos Izquierdoz y Jorge Tavares. Aunado a este asunto, la contratación de jugadores para sustituir a los que se cambiaron de equipo se hicieron sobre el inicio del torneo. 


Una pretemporada programada con fechas desfasadas con el resto de los equipos, incluido el finalista Toluca, tampoco abonó mucho a la confianza de los seguidores del club albiverde. Y para terminar la planeación del agitado verano de canícula: Jonathan Orozco se va a la banca por un dolor de estómago inoportuno y dos jugadores argentinos se negaron a venir a Santos, Nacho y Guillermo “Pol” Fernández. 


Todo lo anterior debe ser un cúmulo de estrés para el entrenador Robert Dante Siboldi, un director técnico que por ser campeón no deja de ser novato. El uruguayo dirige su segundo torneo desde el inicio y lo hace con el título nobiliario de campeón. Una presión que varios estrategas de muchos años que dirigieron en la Liga Mx no conocieron, como Rubén Omar Romano. 


Las exigencias por todos lados abruman: por ganar, por ser campeón, por perder ante Tigres, por los que se fueron, por los que llegaron, por las enfermedades, por los que se deben disciplinar, en fin, que el estrés de un entrenador se vive las 24 horas del día. 


Tras la derrota en Morelia, Siboldi dio una muestra de la presión que debe estar sintiendo en estos momentos cuando declaró: “No voy a traicionar mi idea de juego”. Esas declaraciones con principio de posesión fue lo que empezó a alejar a Pedro Caixinha, Pako Ayestarán, Luis Zubeldía y José Manuel de la Torre de sus respectivos planteles de jugadores en Santos Laguna. 


Siboldi está a tiempo de detenerse y darse cuenta que no tiene los mismos elementos para jugar a balones largos porque no tiene a Tavares. Que en este momento no puede contar con Osvaldo Martínez porque no le alcanza su estado físico y futbolístico para tenerlo de segundo contención. Que con Jonathan Rodríguez tendrá que buscar que se acerquen más al área los volantes Brian Lozano y Carlos Orrantia. Siboldi nos ha demostrado ser un tipo sensato en momentos tensos pero la presión de tener un título lo cambia todo, hasta las personas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.