• Regístrate
Estás leyendo: El último comentario de la selección mexicana en el mundial
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 18:36 Hoy

Radio Pasillo

El último comentario de la selección mexicana en el mundial

José Juan Vázquez

Publicidad
Publicidad

Lo más importante del análisis que debe hacer la Selección Mexicana de su participación en el mundial Rusia 2018 es la inoperancia en las decisiones que se tomaron para consumar otro mundial de octavos de final.


Porque después de ver que Brasil se quedó en cuartos de final, que a Suecia le bastó ganarle selecciones de medio nivel hacia abajo como Corea del Sur, México y Suiza para llegar al quinto partido, es inevitable pensar que el fútbol mexicano no llegó a cuartos de final de este mundial porque sencillamente no hubo decisiones correctas.


La versión oficial que empieza a manejarse sobre los motivos del séptimo mundial que se quedó el tricolor en octavos de final es que ese es nuestro nivel. Yo estoy convencido que esa afirmación es falsa.


Empecemos por esto: cinco de los seis titulares habituales en las alineaciones de la Selección Mexicana en el mundial no son titulares en sus equipos (Héctor Moreno, Miguel Layún, Rafael Márquez, Javier Hernández y Carlos Vela el de España no en la MLS.


De los once titulares, cinco jugaron fuera de su posición habitual: Carlos Salcedo y Edson Álvarez en el lateral derecho, Jesús Gallardo en el lateral izquierdo, Héctor Herrera medio de contención y Miguel Layún como volante derecho.


La pregunta es: ¿cómo se pretendió llegar al quinto partido cuando solo cinco jugadores estaban en ubicados en su posición habitual: Guillemo Ochoa, Hugo Ayala, Andrés Guardado, Hirving Lozano y Carlos Vela.

Y lo peor de caso, en la banca estaban elementos que no tenían el nivel de selección nacional como los hermanos Dos Santos, el ya mencionado Rafael Márquez o Raúl Jiménez.


Entonces, en vez de querer tapar el sol con un dedo acerca de que el fútbol mexicano tiene un nivel tope en copas del mundo, se debe reconocer que a Rusia acudió una selección mal armada y mal planeada.


En el fútbol mexicano tenemos jugadores que pudieron haber hecho más competitivo al cuadro nacional. Y el problema empezó desde la elección de Juan Carlos Osorio como entrenador y terminó cuando a Rafael Márquez le entregaron el control del plantel de jugadores. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.