• Regístrate
Estás leyendo: Dos Santos en un mismo juego
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 18:55 Hoy

Dos Santos en un mismo juego

Publicidad
Publicidad

El primer Santos que vimos en el juego ante Tigres fue un equipo temeroso, inseguro y con nada de llegada a gol frente a la portería de Nahuel Guzmán.

El problema comenzó cuando Robert Dante Siboldi decidió mantener la línea de tres delantero porque al no estar en la cancha Osvaldo Martínez quien terminó como medio creativo fue Jorge Tavares y esa función no es la suya, y menos cuando tiene que transitar la mayor parte del tiempo por el centro del campo.

Fue claro que el equipo albiverde estaba más preocupado por defender, y pasar la mayor parte de la primera mitad en su propio terreno le generó problemas a la línea defensiva, la cual perdía la mayoría de los duelos individuales, ya sea a velocidad o físico.

El primer gol de la casa llegó como consecuencia de la gran cantidad de tiempo que Tigres tuvo la pelota en el terreno de Santos y de que la visita no ganaba los duelos individuales.

A Gignac le permiten darse la vuelta en los linderos del área para sacar un remate raso y colocado a segundo poste, el cual ataja de notable manera Jonathan Orozco pero Gerardo Arteaga no pudo ganar el contacto hombro a hombro con Ismael Sosa, quien en forma acrobática consiguió rematar la pelota con un punterazo.

Para el segundo tiempo se notó que hubo una buena regañada para el equipo lagunero en el vestidor porque el equipo salió a atacar al rival y a recuperar la pelota desde la zona ofensiva.

Apenas a los 8 minutos de la segunda mitad llegó el empate para Santos en una jugada en que los jugadores de Tigres se quedan reclamando al árbitro una falta en terreno contrario, lo que aprovechó la visita para trasladar la pelota por el centro de campo a velocidad y en tres toques en el área felina, Tavares remata la pelota que le había atajado Nahuel a Jonathan Rodríguez.

Uno de los momentos en que Santos se desconectó en la segunda mitad fue aprovechado por Tigres con el gol de la ventaja, precedida de cuatro intentos por rematar la pelota a portería que finalmente culminan con un disparo en los linderos del área de Eduardo Vargas, otra notable atajada de Orozco e Ismael Sosa retrasó el balón y con todo y tropezón Gignac remató para el 2-1.

Santos no empató por centímetros. Un remate de cabeza de Julio Furch que estrelló en el travesaño y una falta por la espalda sobre Brian Lozano que no marcó Oscar Macías Romo impidieron la igualada.

Santos Laguna frente al nivel top de la Liga Mx fue competitivo pero se debe acercar más al que vimos en la segunda parte del juego ante Tigres y menos al de la primera mitad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.