• Regístrate
Estás leyendo: ¡Aguas con el perro!
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 19:05 Hoy

¡Aguas con el perro!

Publicidad
Publicidad

Santos Laguna tendrá un juego intenso y en el que deberá aplicar mucha paciencia frente a los Xolos, un equipo que llega esta tarde al TSM con más de 500 minutos sin recibir gol.

Los jugadores y aficionados deben llegar al partido conscientes de que salvo por un imponderable, el partido se resolverá a favor de Santos por no más de un gol de diferencia y por un chispazo individual, cuya expectativa estará puesta en Jorge Tavares.

Es en este tipo de compromisos en los que uno espera que el goleador del torneo Clausura 2018 aparezca con una jugada individual que permita abrir el ostión que va a implementar el equipo tijuanense.

Más allá de la prueba deportiva para Santos estará también una prueba emocional para mantener la tranquilidad ante la difícultad que va a encontrar para llegar al área contraria.

Se requerirá de la aplicación que mostró el equipo lagunero en la victoria sobre Monarcas Morelia y el juego de conjunto que permitió marcar cuatro goles frente a Lobos BUAP.

La mayor debilidad de Santos Laguna sigue siendo la zona defensiva. Con dos laterales endebles y un defensa central bajo de nivel (Néstor Araujo) han sido evidentes los problemas para defender la última línea.

La principal responsabilidad de la escuadra lagunera esta tarde es borrar la mala imagen que dejaron tras el encuentro en Veracruz, en donde los fantasmas del pasado aparecieron.

Tras la mordida del tiburón ahora llega el reto del perro azteca, el cual no ladra pero si muerde.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.