• Regístrate
Estás leyendo: Y cualquier día, ¡todos sordos!
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 08:51 Hoy

Carta de Esmógico City

Y cualquier día, ¡todos sordos!

José de la Colina

Publicidad
Publicidad

La palabra ruido, lo sabe el cronista y lo confirma la Noise Pollution Clearinghouse, viene de la voz latina “rugitus” (rugido), y en este caso es cualquiera de los fuertes sonidos sufridos por el cronista y millones de ciudadanos del orbe: el ruido de los camionzotes, de los aviones de reacción en vuelo, de los demasiados automóviles con sus claxons y sus radios a todo volumen, de las raudas motos a tubo de escape abierto, de las máquinas de construcción de edificios y calles, de los altavoces de las tiendas, de los televisores en todos los lugares públicos (bares y restaurantes incluidos), del totalitario rock emitido hacia la calle desde los antros, de los estadios y televisores cuando ocurre el vociferado, el ladrado o aullado ¡goooooooooool!, y la musicaza aportada en la alta noche por el vecino que trae un grupo de mariachis para celebrar a la parienta cumpleañera (pero olvídese que escribí esto último, no vaya a considerárseme enemigo de la Identidad Nacional, pues un día nos hicieron el muy discutible honor de honrar al mariachi como Patrimonio Espiritual de la Humanidad)…

Vivimos (sobrevivimos) en la ruidósfera, en el big esmog sonoro, agobiados porun titipuchal dedecibeles (dB’s) que se lanzan al aire audible del mundo.

Considerando que un ruido continuo de más de 70 dB puede dañar a nuestros naturales aparatos auditivos y causarnos sordera, anote usted lo que va a continuación: Ruido ambiental de automóviles y claxons: de 70 a 100 dB. Camión pesado: 110 dB. Martillo neumático y concierto de rock: 110 dB. Despegue de jet: 120 dB. Operación de jet en pista y sirena de ambulancia: 140 dB. Ambiente de despegue de cohete espacial, sin protector de oídos: 180 dB (nivel donde uno queda sordo como una tapia).

Y no es que el cronista desee espantar lectores, que pueden espantarse por cuenta propia, pero todos esos sonidazos se dan en la ruidósfera de Esmógico City. O sea que estamos en riesgo de…

¿Cómo?

¿Qué está usted respondiéndome?

Por favor, hábleme bien silabeadito ymuy junto a esta oreja, pues la otra ya no funciona.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.