• Regístrate
Estás leyendo: ¿Rueda de la fortuna o rueda del infortunio?
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 22:19 Hoy

Carta de Esmógico City

¿Rueda de la fortuna o rueda del infortunio?

José de la Colina

Publicidad
Publicidad

Después de ver unas imágenes de la maqueta de la "rueda de la fortuna" que pondría una empresa privada en un costado del antañón pero siempre vivo Bosque de Chapultepec, el cronista, a su (¡uuuhhh!) avanzada edad no sabe si ilusionarse con ese proyecto, que le daría la ilusión de subir a ella como volviendo a su niñez (su reino de aún más ilusiones), y así estar en compañía de algunos ciudadanos que quizá alientan la misma quimera. Pero tampoco sabe el cronista si hay que escuchar más a quienes alegan contra tal proyecto... pues éste ya tiene el "pro-y-contra", en cierto sentido semejante a otro que, señalado también con la palabra Chapultepec, pero en forma de avenida y, a la vez, de corredor comercial y cultural, tuvo no hace mucho (el año pasado) el del centro comercial y cultural que se instalaría en la avenida del mismo nombre... y no se instaló casi por las mismas razones que las de ahora.

El problema, que quizá ya empezó a encresparse, es que, mientras los del "pro" alegan que la chapultequina "rueda de la fortuna", aunque (¡aunque!) provenga de la mera iniciativa privada, traería empleos, dinero y eventual alegría al ciudadanaje de la ciudad, sucede que los del "contra" a su vez alegan que la tal rueda sería de infortunio porque dañaría la salud ecológica del bosque y daría un mal mordisco a la territorialidad del mismo.

En eso estamos los del ciudadanaje que nos ocupamos de la ciudad antes feamente llamada Distrito Federal y ahora bonitamente bautizada Ciudad de México... aunque habría que decir rebautizada pues así la hemos preferentemente nombrado, y por mucho tiempo, la mayoría de los ciudadanos de aquí.

El cronista se queda sin solución, aunque avisa que no entra en sus funciones el "solucionar" ciertos problemas, sino exponerlos. Y, con la cruel incertidumbre de que hablaba una canción otrora popular, se queda acariciando el sueño de la belleza y el prestigio que una alta y hermosa "rueda de la fortuna", como la muy célebre de Viena, podría dar a su (¿su?) ciudad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.