• Regístrate
Estás leyendo: La mariguana platicada entre charcos
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 07:53 Hoy

Carta de Esmógico City

La mariguana platicada entre charcos

José de la Colina

Publicidad
Publicidad

Diga, don —dice el taxista mientras su carcachón tosijea bajo la lluvia—, ¿usté está a favor o en contra de esto de que los curuleros y algunos ciudadanos decentes (como usted y un servidor que nos ganamos la vida en el trabajo fecundo y fatigador) propongan legalizar la mariguana , ya no solo para uso medicinal sino también para el puro goce?

—Quizá no se trata de "legalización" —responde el cronista—, sino de despenalización.

—Disculpe, ¿y cuál es la difieriencia?

—Hasta donde yo entiendo, esa droga seguirá siendo ilegal, pero no se penará a sus productores, distribuidores y consumidores si llevan su negocio dentro de unas leyes ad hoc dictadas por el gobierno, y los paquetitos tengan el civilizado letrerito de "este producto puede ser perjudicial para su salud". Así habría un permitido mercado de la mariguana y se supone que habrá menos criminalidad ambiental.

—O séase que la cosa se pondrá barroca, ¿no? Como que dijéramos que se permitiría lo ilegal... pero dentro de la ley.

—Eso mismo. La mariguana sería permitida pero vigilada por el Estado.

—Qué a todo dar, pues. Ya está un servidor medio captando el concepto. Sería como con los alcoholes del chupe, ¿no? Pero, dígame, don, ¿usté está a favor o en contra de esa dizque solución a uno de los problemas marca diablo de la sociedá?

—No estoy en contra, pero creo que de cualquier modo la criminalidad seguirá como hasta ahora, y quizá hasta aumente.

—Ah, caray, ¿y eso por qué?

—Porque aun si la droga fuese despenalizada, continuaría la ilegalidad, que no va a sacrificarse por la patria. Los narcotraficantes de todas maneras hallarán modo de dominar ese comercio. Y, en cuanto a la criminalidad, la extenderán a otros rubros, por ejemplo el de la extorsión. De hecho, ya están ampliando este último.

—Uuuuuh —ulula el taxista mientras el motor del carcachón ya empieza a dar boqueadas en un charcote—, pos qué fea se avizora la cotidianidá de cada día, porque lo de la criminalidad está poniéndose más tupido, ya se democratizó, ya hasta es negocito al menudeo de algunas familias que en la medida de sus posibilidades le entran a extorsionar a otros negociantillos de las plazas y los mercados... O séase que ya ni hay para dónde jalar. Ni para un lado ni para el otro ni para el contrario... ¿Y la extorsión también se "despenalizará"?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.