• Regístrate
Estás leyendo: Jorge y Delcy, maduristas increpados en paseo
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 19:51 Hoy

Carta de Esmógico City

Jorge y Delcy, maduristas increpados en paseo

José de la Colina

Publicidad
Publicidad

Sin pena, sin remordimientos, o, en fin sin eso que los filósofos modernos han llamado mala conciencia (porque hay quienes la tienen aunque de pésima calidad y hasta canallesca), los hermanos Rodríguez Gómez, él Jorge y ella Delcy, dos figurones importantes y muy activos de la dictadura criminal de un tal Maduro que rige y ruge en Venezuela, se paseaban —quizá en plan de vacacionistas, o de enviados especiales del tiranuelo, o vaya usted saber de qué— por la colonia Condesa de Esmógico City, cuando he aquí, como escribiría algún narrador decimonónico, que un joven también venezolano, pero exiliado, los reconoció como servidores del madurismo y los siguió increpándolos, y llamándolo a él asesino, aunque ella, en tal especie de caso, no desmerece ni un punto en otra especie de mañas, y... los dos hermanos huyeron de esa indignación verbalizada por el muchacho.

Este mero momento "condesiano", que se hubiera perdido en el polvillo de la subhistoria si no lo hubiese grabado y difundido el periodista Juan Carlos Aguirre (en https://twitter.com/JCAguirreR/status/899338710126391296), contiene muy sustanciosos detalles: el joven exiliado que acosó a la parejita susodicha, no se limitó al grito brevemente inculpador, sino que al parecer se extendió en preguntas inquietantes para los madurejos hermanos (que no las respondieron, claro esá).Y este cronista, que detesta tanta basura "comunicatoria" que, obtenida desde los teléfonos celulares, se expande por doquier, irradiando importamadrismo, chismes, tonterías y vulgaridad, se alegra ahora cuando uno de esos aparatos cumple con una justa y digna función.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.