• Regístrate
Estás leyendo: 'Chatarrización', sí, pero considerando…
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 19:28 Hoy

Carta de Esmógico City

'Chatarrización', sí, pero considerando…

José de la Colina

Publicidad
Publicidad

El taxista, que ayer conducía una unidad bastante desunida, a la cual se la podía calificar no solo como destartalada, sino además como destartaladora (del pasajero), iba emitiendo un chorro verbal que se llamaría monólogo si no se enfadan ciertos personajes de Shakespeare o de Calderón que en los tablados teatrales ejercen elegantemente el género del soliloquio.

Y el cronista, que precisamente era el pasajero del momento, lamentó no saber taquigrafía para poder anotar con exactitud el apasionado discurrir verbal del esforzado conductor, que más o menos iba de esta manera:

—Posí, don, quizás al señor Mancera no le falte alguna razón para chatarrizar algunas unidades casi prehistóricas, pues algunas son como dinosaurios, las cuales, con sus negros humos van contaminando y “contingenciando” nuestro espacio habitable, y yo me quito el sombrero (o la cachucha, por lo menos) ante el buen juicio del capitalino jefe de Gobierno, que, lo que sea de cada quien, parece aspirar a llegar a la fecha magna de 2018 con una buena reputación de servidor público digno de ocupar la Silla Número Uno. Pero, déjeme decirle, sería una tremenda injusticia que a mi heroico automovilito, sin el cual no me sería posible mi cotidiana existencia y la de mi gente, dicho sea en términos estrictamente materiales (¡ni modo, pues no está uno hecho nomás para la pura vida del espíritu!), lo vayan a chatarrizar, deshuesándolo como a monstruo contaminante y “contingenciante”, pues como ya se habrá usté fijado, don, mi carrito suelta bastante humo, pero no el humo pardo o negruzco que acostumbran soltar los automovilazos, sino que, solo cuando se pone algo tosijoso, lanza al aire de la capirucha unas leves humaredas hasta ahora de color blanco impoluto, y yo digo que tal emisión humosa no es mala, sino que más bien resulta ser santa, ¿o no es cierto que hasta una chimenea del santo palacio de los Papas (póngalos con mayúscula, por favor), o séase el venerable edificio del honorable Vaticano, también emite en magnas ocasiones sus humitos blancos, y todo el ciudadanaje creyente (cual debe ser) se pone muy contento y hasta santificado a su humilde modo? Pos, entonces, que haya chatarrización, ¡sí, lo apruebo y hasta lo aplaudo!, pero considerando humos buenos o humos malos, pues, y… ¿voy bien o me regreso, don?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.