• Regístrate
Estás leyendo: José Antonio Meade, el candidato oficial ante el mundo
Comparte esta noticia

Columna de José Antonio Meade Kuribreña

José Antonio Meade, el candidato oficial ante el mundo

José Antonio Meade Kuribreña

Publicidad
Publicidad

Mientras que el PRI emitió formalmente su convocatoria para elegir a su candidato a la Presidencia de la República, desde el gobierno federal toma vigencia la vieja práctica del tapado y de la especulación. Ahora no desde el Presidente, sino desde uno de sus hombres más cercanos se mandan señales. Ni la convocatoria ni las formas priistas generan credibilidad en la ciudadanía; sea cual sea su método de elección o su candidato, el PRI, en una elección auténticamente democrática, no tiene posibilidad de conservar la Presidencia de la República.

Mientras el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, transitó por una comparecencia áspera en el pleno del Senado, con motivo de la glosa del quinto Informe de gobierno, el de Hacienda José Antonio Meade, departió amablemente con el cuerpo diplomático acreditado en México. En esa reunión, el canciller Luis Videgaray se refirió a su antecesor, palabras más, palabras menos, diciendo que: "Es bajo el mando de Meade Kuribreña que hoy México tiene rumbo, estabilidad y claridad en la política económica". Horas más tarde, en sus redes sociales, el propio canciller escribió que no hay que confundir calidez, gratitud y reconocimiento con otra cosa, y remató diciendo que las decisiones políticas se tomarán donde deban tomarse.

¿Si esto no fue un destape, entonces qué fue? ¿Acaso el presidente Peña fue ajeno a la forma de cómo presentaron a su secretario de Hacienda ante los representantes de todo el mundo? Si bien a esta reunión también acudieron los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Turismo, Enrique de la Madrid, en el plano de las imágenes y de los protocolos diplomáticos, Meade aparece en estos momentos como el candidato del partido oficial; es más, no resulta exagerado decir que podría considerarse como el candidato de Trump.

En la sesión de glosa no sorprendieron las fuertes y frontales críticas de la oposición al secretario de Gobernación por la lamentable situación que vive el país, particularmente en materia de seguridad pública, violación de derechos humanos y falta de gobernabilidad, lo que llamó en verdad la atención fue la tímida defensa, podríamos decir de oficio, que el grupo parlamentario del PRI y sus aliados hicieron del responsable de la política interna. Si la forma es fondo, éstas revelan que el titular de Gobernación no es el más popular entre los suyos rumbo a la designación del candidato presidencial priista.

Desde 2012 se evidenció la existencia de dos polos de poder en el entorno del Presidente. En uno ha estado Osorio Chong, a cargo de la que fue concebida como una supersecretaría, porque en el amanecer de este sexenio, Gobernación sumó a sus importantes funciones la correspondiente a la seguridad pública. De esta manera, desde Bucareli se controla la vida institucional del país. En el otro polo también siempre ha estado Luis Videgaray como la persona de mayor influencia en el Presidente. Su separación de la Secretaría de Hacienda, después de las múltiples críticas, como la relacionada con la casa de Malinalco y de la controversia desatada por la visita de Trump, cuando éste aún era candidato, lo descarrilaron de sus aspiraciones presidenciales, pero no lo eliminaron del entorno íntimo del Presidente.

Sea cual sea la decisión final en torno al candidato oficial, debe decirse que ni desde Gobernación ni desde Hacienda se entregan buenas cuentas. La crisis de inseguridad que vive el país resulta alarmante, no tiene precedente, ya los medios de comunicación han documentado de sobra la lamentable situación que el país padece en esta materia. Tampoco desde Hacienda hay algo que festejar, porque el problema del país no está únicamente en quién o quiénes ocupan la titularidad de las carteras más importantes del gobierno. Lo que necesita la Nación es un cambio en el modelo de país y una renovación en quiénes serán los responsables de llevar a la práctica este nuevo proyecto.

La verdad es que este asunto entre aspirantes del oficialismo demuestra lo caduco del PRI en la sociedad actual. Estos tiempos no son de tapadismo, sino de la transparencia y de consulta directa a la sociedad. Sea quien sea el candidato del PRI a la Presidencia, perderá porque la sociedad ya no acepta este tipo de "liturgias" políticas.

Senador de la República
Twitter: @MBarbosaMX

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.