• Regístrate
Estás leyendo: Resentimiento y venganza…
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 06:27 Hoy

Heterodoxia

Resentimiento y venganza…

José Antonio Álvarez Lima

Publicidad
Publicidad

Era inevitable: ya han despertado las pasiones que enciende la lucha por el poder.

Pasiones legítimas: como la que prende en los corazones cuando presencian la injusticia. La que moviliza voluntades para buscar mejores oportunidades. La que enfurece ante la corrupción y la impunidad.

Y pasiones negativas: la codicia para apoderarse de los bienes públicos. El miedo a perder los privilegios mal ganados. El odio a quiénes se muestran rebeldes e insumisos. Y, como no, también el deseo desenfrenado de venganza por agravios reales o imaginarios. Y, desde luego, los enfermizos resentimientos que nublan la vista y el entendimiento.

Hoy, quizá como nunca en la historia reciente, la olla de presión que contiene nuestras emociones políticas está a su máxima temperatura. Por lo que solo una salida democrática de tales contradicciones podría dar paso a un gobierno que sea capaz de procesar pacíficamente nuestros temas económicos y sociales.

Solo si la mayoría de los ciudadanos logramos estar razonablemente satisfechos con una nueva representación política, podrá disminuir la violencia y el malestar.

Las recientes elecciones en el Estado de México son el ejemplo de lo que ya no aceptará la República: la adquisición del poder político mediante la compra y la perversión del voto. Y la sumisión de las autoridades electorales al partido del gobierno.

Conviene a la mayoría de los actores, sean de derecha o izquierda, que los procesos electorales del año próximo reflejen con precisión la enorme pluralidad de opiniones que conviven en el país. Y el hartazgo, en todas las clases sociales, hacia los políticos corruptos y mafiosos.

Solo la paz social que produce una auténtica democracia hará más productiva y próspera la economía y más feliz y esperanzada la vida.

Nuestro sistema político está enfermo, pero no herido de muerte. La participación y la buena voluntad de la mayoría pueden salvarlo. Pero se requiere que la clase política que gobierna se vea obligada a respetar los votos.

2018 Nos ofrecerá la última oportunidad de lograr un cambio pacífico y verdadero.

La moneda con nuestro destino ya gira en el aire.

alvalima@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.