• Regístrate
Estás leyendo: ¿Lástima, Margarito?…
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 00:00 Hoy

Heterodoxia

¿Lástima, Margarito?…

José Antonio Álvarez Lima

Publicidad
Publicidad

Es lamentable cómo va escalando el conflicto entre el gobierno y la CNTE en Oaxaca y Chiapas. Más complicado ahora, con la presencia de organizaciones sociales, campesinas e indígenas.

El diálogo en Bucareli, que parecía prometedor, se ha empantanado porque nadie cede. El gobierno afirma que las leyes educativas "no se negocian", mientras la CNTE exige que se deroguen.

Siempre hubo voces que advirtieron que la aplicación de la reforma educativa (como ocurre con la salud y otros servicios públicos) no podía diseñarse, ni legislarse sin antes conocer y escuchar a los protagonistas del sistema educativo en el México profundo y confirmar ahí las diferencias abismales que aún se sufren en el país.

Que, como ahora resulta obvio, no es lo mismo Monterrey que Nochixtlán. Ni Querétaro que Comitán.

Pero el costo de cambio de rumbo hacia la descentralización que se vislumbraba en los acuerdos de Bucareli ha sido enorme: 10 muertos y más de cien heridos en una confusa confrontación entre policías y ciudadanos. Docentes y comunidades fuera de control entre decenas de bloqueos y el peligro de chispas imprevistas que enciendan nuevamente el conflicto.

El error estratégico de fondo fue tratar de restablecer el centralismo autoritario en un país enorme y diverso que tenía ya décadas descentralizando recursos y decisiones en el sistema educativo.

El país no es un trozo enorme de tela uniforme del que se pueda cortar un traje a la última moda.

México —ya se ha dicho— parece más bien una sobrecama multicolor de aquellas que fabricaban las abuelas con pedazos irregulares de diferentes materiales y texturas.

Y sobre esa prenda —asimétrica y diversa— tenemos que trabajar pacientemente para construir los nuevos atuendos de la modernidad de la nación.

Ahora habrá que esperar a que las adecuaciones negociadas para la evaluación, que bien pueden reglamentarse en artículos transitorios en el próximo periodo extraordinario del Congreso, tomen en cuenta las peculiaridades regionales y se apliquen con fórmulas de respeto mutuo entre autoridades y maestros.

No queda más camino que enfriar los ánimos y negociar. La violencia no es una opción: es un callejón sin salida.

alvalima@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.