• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cuál independencia?...
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 12:40 Hoy

Heterodoxia

¿Cuál independencia?...

José Antonio Álvarez Lima

Publicidad
Publicidad

Pasada la euforia patriótica de la noche del 15, es válido preguntar qué tan independientes somos.

Los datos duros indican que no lo hemos logrado del todo; más aún, las noticias nos informan que, cada vez, lo somos menos.

O, ¿qué significa que tanto los padres de los normalistas de Ayotzinapa como las autoridades federales acudan a instancias internacionales, que les parecen más confiables que las nuestras, para realizar la investigación sobre aquella tragedia ocurrida entre mexicanos?

Asimismo: ¿no es verdad que nuestra economía está subordinada a la suerte del mercado estadunidense?

O: ¿no es evidente que nuestras políticas de seguridad nacional y de seguridad pública las tenemos que acordar con las agencias correspondientes del gobierno estadunidense?

¿Faltan a la verdad quienes advierten que nuestra política exterior ha perdido autonomía y, cada vez más, forma parte del grupo geopolítico estadunidense?

Se puede argumentar que todo esto ocurre debido a los procesos de mundialización que los países experimentan. Lo cual no deja de ser cierto. Pero no podemos negar también que nuestra capacidad y voluntad de ser independientes se ha mermado en las últimas décadas. Y que las desventajas de haberlo hecho están a la vista: desconfianza entre nosotros mismos, autoestima en declive, fuga de talentos...

Por todo esto, las interrogantes sobre este tema rondan las tertulias juveniles: ¿por qué el futuro del país parece tan negro? ¿Qué tanto nos conviene ahorrar o invertir aquí? ¿Qué ventajas tendríamos al emigrar?

Está claro que nuestra alegría patriótica está matizada, cada vez más, por hechos que afectan nuestra soberanía, tales como la devaluación del peso, el creciente desprestigio de las autoridades o la indignante impunidad con que Trump nos insulta.

Así que, no está por demás preguntarnos con honestidad:

¿Qué tan independientes somos en realidad?

¿Qué tanto queremos serlo?

¿Qué tanto podemos serlo?

Estas preguntas han permanecido siempre sin respuesta; pero ahora parece útil poner nuestra inteligencia emocional a encontrarlas, a fin de —sin miedo y sin mentiras— completar nuestra maduración individual y nacional.

alvalima@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.