• Regístrate
Estás leyendo: Centenario rojo…
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 03:52 Hoy

Heterodoxia

Centenario rojo…

José Antonio Álvarez Lima

Publicidad
Publicidad

Hace cien años, un grupo reducido pero bien disciplinado de revolucionarios profesionales asaltó el poder en la Rusia de los zares y se hizo con él.

Se llamaban a sí mismos Bolcheviques y estaban dirigidos por un líder audaz y carismático: Vladimir Illich Lenin. Se proponían nada menos que poner el mundo al revés y reinventar al virtuoso hombre nuevo. La determinación de todos ellos dio un vuelco a la historia de la humanidad.

Veinticinco años después, esa misma revolución, convertida en Ejército rojo, llevó a cabo otra hazaña: derrotó en Stalingrado y Kursk al poderoso y, hasta entonces, invencible ejército alemán de Hitler. Así se aplastó definitivamente la amenaza mundial que significó el nazifascismo.

Pero, regresando a 1917, la Revolución rusa cometió el grave error de consolidarse y ampliarse a través del terror y la violencia. Terror y violencia que acabó desplazando de la dirigencia del Partido Comunista de la URSS a los intelectuales y a los idealistas y dio paso a los violentos.

De ésta manera se encumbró en el poder el peor de todos ellos: Joseph Stalin, vengativo y paranoico personaje que estableció una férrea dictadura.

Su ejemplo sectario y asesino se extendió al tercio de la humanidad que, décadas subsecuentes, optó por gobiernos Marxista-Leninistas: Juan Negrín, Tito, Mao Tsé Tung, Ho Chi Min, Kim Il-sung, Honecker y Ceausescu, que no se entienden sin Stalin.

Fue una lástima que esto ocurriera así. El sueño igualitario devino en pesadilla represiva. El costo en vidas y tiempo perdidos fue altísimo.

Por eso pocos festejaran hoy el Centenario de la Revolución rusa. Y menos aún celebrarán en Moscú, donde se ha instalado el nuevo zarismo de Putin, más parecido al gansterismo mafioso de Chicago que a la antigua corte afrancesada de San Petersburgo.

Centenario triste: porque aquella seductora utopía se ha convertido ahora en un obscuro callejón sin salida lleno de fantasmas.

Una tragedia.

alvalima@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.