• Regístrate
Estás leyendo: Una piedra en el zapato
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 07:54 Hoy

Leviatán

Una piedra en el zapato

Jorge Torres Castillo

Publicidad
Publicidad

Una consecuencia de la derrota histórica que sufrió el priismo duranguense en las elecciones del 2016 ha sido por un lado, la degradación de la clase política más allá de las militancias partidarias y por otro, el desencanto de una sociedad que esperaba mucho más del gobierno de José Rosas Aispuro Torres.

Es cierto que la Encueta Nacional 2017 realizada por la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica ubicó al mandatario de Durango como el mejor evaluado a nivel nacional por su desempeño y aprobación ciudadana, sin embargo el actual proceso electoral ha puesto en evidencia las debilidades de su liderazgo al interior de los partidos que lo postularon.

Primero fueron incidentes apenas perceptibles pero al paso del tiempo, para muchos fue claro que José Ramón Enríquez Herrera adelantaba tiempos en su ya viejo proyecto de ser titular del Ejecutivo, sin importar que en esa carrera rompiera con los cánones más elementales de la política.

Ya lo había hecho con Hernández Deras cuando al ocupar la Secretaría de Salud se promovió para ser designado candidato a alcalde de Durango y renunció cuando fue postulado Jorge Herrera Caldera. Aquél fracaso lo llevó a renunciar al PRI, adquirió la franquicia del MC y aprovechó la ola de Aispuro para colocarse como presidente municipal de Durango, que en su calendario personal sería antesala natural para llegar a ser gobernador del Estado.

Seguramente su ambición de poder no le permite ver más allá de los escalafones tradicionales de la política doméstica. Desafió al Ejecutivo cuando no cumplió con los protocolos mínimos de la administración pública como lo hizo al organizar en paralelo la otra feria de la capital y ahora como candidato a senador por el MC no disimula su rivalidad con su benefactor, correligionario y hoy jefe político de las instituciones de la entidad.

Decía John F. Kennedy que en la política como en las matemáticas “todo lo que no es totalmente correcto está mal”. La lealtad institucional es un principio básico de los códigos del poder. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx   

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.