• Regístrate
Estás leyendo: Segundo debate
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 13:15 Hoy

Leviatán

Segundo debate

Jorge Torres Castillo

Publicidad
Publicidad

El 12 de mayo de 1994 México vivió el primer debate entre los candidatos a la presidencia de la República. Esa misma noche frente a una audiencia estimada en más de 30 millones de espectadores, el candidato Diego Fernández de Cevallos dejaba la impresión de que había despedazado a sus contendientes Ernesto Zedillo y Cuauhtémoc Cárdenas.

Sus palabras más contundentes frente a Zedillo: “usted está aquí como consecuencia de dos tragedias: por una parte, la muerte de Colosio, y por la otra la designación presidencial. La primera lo rebasa. No tiene usted ninguna culpa. Pero la segunda lo descalifica”.

A Cuauhtémoc le dijo: “Nosotros no queremos cambiar, señor Cárdenas, para volver a un pasado que no debe de regresar…Nosotros estamos con buena disposición para contribuir con los que quieran luchar por la democracia, pero en serio, no solo cuando sea conveniente, no solo cuando sea circunstancialmente favorable”.

Luego del “Nocaut de Diego”, cuando todo indicaba que el panista tenía la presidencia en la mano, su campaña se eclipsó, desapareció misteriosamente de los medios y suspendió sus giras por todo el país, dejando una estela de especulaciones y la sospecha de un arreglo bajo la mesa.

Ahora que se avecina el segundo debate entre los candidatos al gobierno de Durango, aunque no se puede prever que suceda algo extraordinario, se espera que José Rosas Aispuro intente borrar la impresión que dejó en el primer debate en el que se observó con mejores reflejos y tablas a su oponente Esteban Villegas Villarreal.

Aun cuando el debate no cambia la percepción ni el sentido del sufragio de aquéllos electores que constituyen el voto duro de los candidatos, podrá tener impacto en los llamados votantes “indecisos”.

Sin embargo para los laguneros el debate será importante porque esperan de los dos candidatos mejor posicionados, que confronten sus compromisos y propuestas sobre los problemas y demandas de esta comarca. Que no se confundan, el sueño del Estado de La Laguna no es nostálgico ni quimérico, es producto de un sentimiento del abandono de los gobiernos estatales, que han castigado a esta región y privilegiado a las capitales. Se necesita visión regional para unir a La Laguna no para partirla en dos.

POSDATA.Los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana habían decidido que el segundo debate sería en Gómez Palacio, pero se arrepintieron y acordaron reeditarlo en la capital del Estado. Padecen el mismo síndrome de muchos políticos que no ven al territorio duranguense más allá de la ciudad de Durango. Sin duda este no será el primero ni el último agravio en contra de Gómez Palacio y de La Laguna.


torrescastilloj@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.