• Regístrate
Estás leyendo: Nostalgia en la política
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 23:05 Hoy

Leviatán

Nostalgia en la política

Jorge Torres Castillo

Publicidad
Publicidad

Nostalgia es una palabra griega cuyas voces que la componen son nostos que equivale a “regreso” y algos a “dolor”. Etimológicamente significa: dolor por no poder regresar o, mejor aún: dolor por lo perdido.

En México es la nostalgia el motor de la propuesta de campaña de AMLO quien pregona que todo se descompuso en nuestro país después de la crisis de 1982 cuando se cambió de modelo económico. Es un convencido del nacionalismo revolucionario del siglo pasado que se inspira en la expropiación del petróleo y promete que desde la presidencia recuperará para el país las empresas del Estado que tenían el monopolio energético.

Olvida que el cambio de modelo fue producto de una inflación incontenible y la quiebra histórica que sufrieron las finanzas públicas nacionales, por una pésima actuación de gobiernos demagogos y despilfarradores así como por la estampida de 64 mil millones de dólares fuera del país.

La fecha clave para saber cómo se enterró en México el llamado “nacionalismo revolucionario” fue el 1 de septiembre de 1982 cuando en su último informe el presidente José López Portillo anunció la nacionalización de la banca privada y estableció el control generalizado de cambios. “Es ahora o nunca. -argumentó con un grito- Ya nos saquearon. México no se ha acabado. ¡No nos volverán a saquear!”. Todos los grupos empresariales se declararon en contra mientras que los priistas aplaudieron.

Hoy vivimos en un modelo neoliberal orientado a la exportación, abierto a la economía mundial, desregulado, basado en las fuerzas del mercado y con grandes desafíos del futuro. El mesianismo presidencial está agotado, las recetas del nacionalismo revolucionario funcionaron para una época y como afirma Carlos Elizondo: en el 2018 alguien deberá construir una promesa de futuro, liberal y democrática, “de no lograrlo la probabilidad de triunfo de la nostalgia será mayor”.

La nostalgia es en el fondo una negación de la política. Clavarnos en el pasado es retroceder. Política es presente y es futuro. Populismo es igual a charlatanería.


torrescastilloj@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.