• Regístrate
Estás leyendo: En el pantano
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 09:17 Hoy

Leviatán

En el pantano

Jorge Torres Castillo

Publicidad
Publicidad

Con alarmante dramatismo René Delgado uno de los periodistas más serios del país escribió que México vive “uno de sus peores momentos. Aquél donde la mezquindad anula la política, la polarización presagia el desencuentro, la miopía cancela el futuro y la suma anima la ruptura…ni quien intente crear o pactar las condiciones para evitar el estallido, garantizar el proceso electoral y reponer el horizonte”.

Lamentablemente hoy nuestro país camina entre la mezquindad, la polarización y la miopía. Los escándalos de corrupción y de impunidad, la nueva escalada de violencia, la caída de la economía, el incremento de las tarifas eléctricas y de las gasolinas, el conflicto magisterial, la protesta frontal de la iglesia católica frente a la iniciativa presidencial de legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo, son solo algunos ingredientes de la grave crisis que vivimos.

A esta mezcla de conflictos se agrega un nuevo escándalo que golpea directo en el corazón de la casa presidencial. El reportaje publicado en la versión digital de The Guardian, revela que la primera dama está ocupando un departamento de lujo en Key Biscayne, al sur de Miami, adquirido por una empresa “que se espera concurse por lucrativos contratos gubernamentales”. El vocero de la presidencia desmiente el reportaje pero la percepción pública crucifica al presidente.

Se recicla el tema de la “casa blanca” que es el estigma abierto de este gobierno. De nuevo la percepción es de un conflicto de interés y corrupción, que abona a una mayor pérdida de credibilidad en el gobierno. Pareciera que los errores, los excesos y los intentos de revertir el sentido de la opinión pública, se desplazan en un pantano en el que entre más se mueven más se hunden.

Recordamos que el presidente Peña Nieto, al momento de promulgar las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción afirmó que los servidores públicos “además de ser responsables de actuar conforme a derecho y con total integridad, también somos responsables de la percepción que generamos”.

Una lectura obligada es la Ley de Responsabilidades Administrativas que en la fracción VI de su artículo tercero define el “conflicto de interés” como “La posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los servidores públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios”.

De acuerdo con la encuesta del diario Reforma practicada del 4 al 7 de agosto no sorprende la nueva caída en la aprobaciónal desempeño del actual gobierno.

Mientras tanto los partidos de oposición se frotan las manos para desplazar al partido en el poder, sin considerar que el fracaso de esta administración nos puede llevar al abismo.



torrescastilloj@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.