• Regístrate
Estás leyendo: Dos comarcas (2)
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 01:32 Hoy

Leviatán

Dos comarcas (2)

Jorge Torres Castillo

Publicidad
Publicidad

Cuando Porfirio Muñoz Ledo hace referencia al “regionalismo mexicano” reconoce que las regiones preceden a los Estados que se integraron a partir de comunidades poderosas hacia la periferia, por eso “México ha padecido un doble centralismo” el que ejerce la capital de la república y el que ejercen los gobiernos estatales sobre los territorios de su jurisdicción.

En un análisis histórico muy general la región ha tenido que someterse a esta compleja realidad. El gobierno de Porfirio Díaz hizo posible la operación del ferrocarril en el país, con una estación principal en Torreón y la Casa Redonda en Gómez Palacio, se decretó y se ejecutó el Reparto Agrario de 1936, después se implementó el ambicioso Plan de Rehabilitación de la Comarca Lagunera, hasta llegar a la fallida realización del Plan Nueva Laguna.

Vale la pena destacar que en todas estas y otras acciones se impuso la iniciativa y la voluntad política del gobierno federal. Sin embargo, el último presidente que intentó un proyecto integral para esta Comarca fue Carlos Salinas de Gortari que fracasó pero nos legó una frase que hoy es legendaria “Laguna dividida, Laguna vencida”. Después de él esta región ha sido marginada por el gobierno federal.

Localmente han sido muy escasas las gestiones de los gobernadores para defender las carencias y los proyectos de los laguneros. En cambio son lugar común sus confrontaciones públicas que hacen imposible los acuerdos trascendentes como la construcción de un plan estratégico de desarrollo regional que una a La Laguna y que involucre al gobierno federal.Sus agendas son distantes.

Para quienes insisten en la creación del nuevo Estado es frustrante el silencio de los tres órdenes de gobierno, pero también es decepcionante que los grandes grupos empresariales de la región no se pronuncien ni propongan una opción alternativa que nos permita visualizar una nueva esperanza para las dos comarcas.

Los grandes problemas comunes como la sobreexplotación y deterioro de la calidad del agua, la grave contaminación ambiental que padecemos, la salud, el transporte, el empleo, entre otros, lejos de ser atendidos con una visión regional prevalecen las inercias burocráticas de la evasión y los intereses patrimoniales.

La Comarca Lagunera debe reaccionar con dignidad, unidad y grandeza.

POSDATA.Los intereses mezquinos prevalecieron en la formación de las dos comarcas cuando es la unidad regional su esencia, su espíritu y su fundamento histórico. Por suerte está viva una sociedad civil que se organiza y que lucha contra la permanencia de los códigos trasnochados de la sumisión y el conformismo. Urge un nuevo despertar de La Laguna.


torrescastilloj@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.