• Regístrate
Estás leyendo: De chapulines y camaleones
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 15:58 Hoy

Leviatán

De chapulines y camaleones

Jorge Torres Castillo

Publicidad
Publicidad

En política “el chapulín” es el personaje que abandona un cargo para ocupar otro, no deja pasar la oportunidad para alzar la mano, presume sus virtudes, amaga con renunciar a su partido y cambiar su militancia. “Camaleónico” es aquél que actúa no por convicción sino por conveniencia, no entiende de lealtades, es oportunista y procede siempre con la conseja: “el fin justifica los medios”.


En el reciente proceso electoral el fenómeno fue casi masivo, primero como “cargada” protagonizada por miembros y dirigentes del PRD, luego como estampida de militantes y mandos conocidos del PRI y del PAN que de la noche a la mañana se afiliaron a Morena y se convirtieron en sus abanderados para la contienda del 1 de julio.


Fue público el cambio de piel de muchos políticos que no se respetan en lo ideológico ni en la lealtad y que confunden la idea de la democracia con la demagogia y el personalismo. No entienden que las ideologías juegan un papel esencial en la política y que la lealtad es uno de los ingredientes básicos de esta profesión.


“Al paso de la carreta las calabazas se acomodan” un dicho que en la política es casi palabra divina y es común que lo utilicen militantes y dirigentes saltarines de todos los colores que lo traducen en “el tiempo lo arregla todo”. Estudios de la Organización Latinobarómetro explican que este comportamiento de los políticos que cambian de partido, se debe a que las fuerzas políticas en México son las que menos credibilidad tienen entre la población.


La verdad es que ni Morena ni López Obrador purifican a sus nuevos afiliados, forman parte de la nueva realidad mexicana pero de ninguna manera reivindican los valores de la política como ética al servicio de la comunidad. Producto de esta descomposición, chapulines y políticos camaleónicos son los nuevos senadores y diputados de Coahuila y Durango, que no ganaron la elección por su fama pública o por sus méritos, sino que fueron beneficiarios del “voto parejo” pedido por AMLO a un electorado harto de tanta corrupción y abuso de poder. 



torrescastilloj@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.