• Regístrate
Estás leyendo: Sugerencias
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 01:55 Hoy

Cosmovisión

Sugerencias

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

Sencillas reglas

Simplifique su vida, observe estas simples reglas: Si abrió, cierre. Si encendió, apague. Si conectó, desconecte. Si desordenó, ordene. Si ensució, limpie. Si rompió, arregle. Si no sabe qué decir, permanezca callado. Si debe usar algo que no le pertenece, pida permiso.

Si le prestaron, regréselo. Si no sabe cómo funciona, no lo toque. Si es gratis, no lo desperdicie.

Si no es asunto suyo, no se entrometa. Si no sabe hacerlo mejor, no critique. Si no puede ayudar, no estorbe. Si prometió, cumpla. Si ofendió, discúlpese. Si no sabe, no opine. Si opinó, hágase cargo. Si algo le sirve, cuídelo. Si no puede hacer lo que quiere, quiera lo que hace. Autor anónimo.

Decisiones importantes

Indudablemente en muchas ocasiones debemos tomar decisiones importantes en nuestra vida. Y cuando uno se encuentra en una situación o estado de ánimo alterado, lo mejor es esperar un tiempo para tomar la mejor decisión. Sea consciente que decidir en condiciones anímicamente adversas, aumenta la posibilidad de error.

Siempre recuerdo con mucho aprecio un relato que ya hace unos años nos contaba el padre José cuando jugábamos con los chicos del barrio en el patio de la parroquia. La enseñanza que ese breve relato me dejó, bien puede aplicarse a quienes se encuentran ante la disyuntiva de un inminente rompimiento:

Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, así que buscó un árbol muerto y lo cortó. Pero luego, en la primavera, se dio cuenta con gran tristeza, que al tronco marchito le brotaron retoños. Con voz temblorosa mi padre me dijo: “Yo estaba seguro de que el árbol estaba muerto. Había perdido todas las hojas en el invierno. Hacía tanto frío que las ramas se quebraban y caían como si no le quedara ni una pizca de vida al viejo tronco. Pero ahora advierto que la vida aún alentaba en él” Y volviéndose hacia mí, me aconsejó: “No olvides esta importante lección: Nunca cortes un árbol en invierno. Jamás tomes una decisión negativa en tiempo adverso.” Autor anónimo.

Amigo lector, facilite su vida y nunca tome las decisiones más importantes cuando esté en su peor estado de ánimo. Simplifique y sea paciente, que el sol brillará nuevamente. ¿Qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.