• Regístrate
Estás leyendo: Renuncie a ser adulto
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 20:13 Hoy

Cosmovisión

Renuncie a ser adulto

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer anillos tirando piedras al agua. Quiero pensar que los dulces son mejor que el dinero, pues se pueden comer. Quiero salir cómodamente de mi casa sin preocuparme por mi apariencia.

Quiero tomar largos baños y dormir 10 horas todas las noches. Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple. Quiero pensar que el mundo es justo. Que todo el mundo es honesto, bueno y responsable. Quiero pensar que todo es posible.

En algún lugar en mi juventud maduré y aprendí demasiado de muchas cosas. Aprendí de armas, de guerras, de prejuicios, de hambre y de niños abusados. Aprendí sobre las mentiras, los matrimonios infelices, el sufrimiento, las enfermedades, el dolor y la muerte. Aprendí de un mundo en el que saben cómo matar y lo hacen.

¿Qué pasó con el tiempo que pensaba que todo el mundo viviría para siempre? Porque no entendía el concepto de la muerte, hasta cuando perdí a mi mascota.

Quiero volver al tiempo cuando pensaba que lo peor que pasaba era que alguien me quitara mi pelota o me escogiera de último para ser su compañero de equipo. Cuando no necesitaba lentes para leer... Oh, qué bella vida la de aquellos años.

Quiero alejarme de las complejidades de la vida y sorprenderme nuevamente con las pequeñas cosas. Recuerdo cuando pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era. Quiero volver a caminar en la playa, sentir la arena entre los dedos y hacerme de la concha más bonita que pudiera encontrar, sin preocuparme por la erosión ni la contaminación, ni la preocupación de que me secuestren.

Quiero vivir simple nuevamente. No quiero que mis días sean de computadoras, de montañas de papeles en mi escritorio, ni de noticias deprimentes. Ni quiero que sean días de facturas de médicos o medicinas; ni de chismes, enfermedades ni de pérdidas de seres queridos.

Quiero creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apretón de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia, de la paz, de los sueños, de la imaginación. Quiero creer en la raza humana. Quiero de nuevo, volver a mi infancia. Autor anónimo.

Amigo lector, eventualmente... renunciemos a ser adultos. ¿Qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.